La Unión de Guardias Civiles critica el estado de la galería de tiro y alerta de varios casos de contaminación por plomo

Exige medidas de seguridad y de salubridad en las instalaciones, utilizadas cada año por más de 2.000 agentes

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS) La Unión de Guardias Civiles (UniónGC) en Cantabria criticó hoy el estado de "inseguridad e insalubridad" de la galería de tiro de la Comandancia de Campogiro destinada en Cantabria a las prácticas habituales de los agentes y de los policías locales de los ayuntamientos de la región, quienes las utilizan desde el año 2005 en virtud de un convenio de colaboración por el que el Gobierno regional paga más de 12.000 euros anuales a la Guardia Civil.

Según precisó la Unión de Guardias Civiles en Cantabria en un comunicado, desde 2007 se vienen detectando positivos por plomo en la sangre de algunos de los más de 2.000 guardias civiles y policías locales que realizan cada año sus prácticas en la galería de tiro, entre otros motivos, "porque no se adoptan las medidas de seguridad necesarias en la renovación del aire, el material está caduco y ni siquiera la limpieza es realizada por una empresa especializada en residuos tóxicos sino por los propios guardias civiles".

El secretario general de la Unión de Guardias Civiles en Cantabria, Luis Velasco, agregó que la propia asociación ya reclamó por escrito en noviembre de 2007 una evaluación de riesgos de la galería de tiro y que, aunque la Dirección General de la Guardia Civil reconoció poco después la necesidad de un certificado del Ministerio de Industria y Energía que avalase el funcionamiento de las instalaciones, "aún no se dispone de él ni en Cantabria ni en ninguna de las demás galerías de tiro de España".

De hecho, indicó, la galería de tiro de Cantabria lleva casi tres años sin renovar el material parabalas, con el que se recoge los residuos de plomo de las balas, y desde que se instaló hace más de 10 años la maquinaria no ha sido inspeccionada por personal técnico autorizado, lo que provoca que el aire contaminado con los residuos de plomo y de pólvora no sea evacuado al exterior y se filtre en las propias instalaciones y en dependencias adyacentes.

En su opinión, "no es comprensible que la Dirección de la Guardia Civil ponga en riesgo de esta manera la salud de los usuarios de la galería de tiro, incumpliendo sus propias recomendaciones de revisiones periódicas de extractores de aire y de ventilación para comprobar las concentraciones de componentes tóxicos".

La Unión de Guardias Civiles instó al delegado del Gobierno en Cantabria a comprobar si existe informe o certificado alguno que garantice la seguridad de la galería de tiro y lamentó que "la Guardia Civil, que exige el cumplimiento de la normativa a particulares y empresas en esta materia, sea la primera en vulnerarla".