Los escoltas municipales 'suspenden' en tiro y forma física, pero se les dan bien los casos prácticos de protección

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Los aproximadamente 200 agentes de policía que pertenecen a la Unidad de Vigilancia y Protección, es decir, los escoltas de los concejales y del alcalde de Madrid, 'suspenden' en las pruebas de tiro y en su forma física, pero se les dan bien los casos prácticos de protección y tienen un nivel medio de retentiva auditiva y visual.

Así se desprende de los resultados de las pruebas físicas de nivel a las que se vieron sometidos todos excepto una quincena, aún pendiente por diferentes motivos, los pasados días 1 y 2 de abril, según informó el coordinador general de Seguridad, Jesús Mora, durante la comisión ordinaria de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, celebrada hoy.

Mora indicó, a pregunta de IU, que "en las pruebas que ya se han hecho los peores resultados son en las pruebas de tiro y en las pruebas físicas, mientras que los mejores se dan en los supuestos prácticos de protección, y en materia de retentiva auditiva y visual el nivel es medio" por lo que el Consistorio pondrá en marcha la formación específica, "tanto individual como en grupo, en unos cuantos meses".

"Cuando acaben los 15 agentes que aún faltan se iniciará el diseño de acciones formativas para corregir los puntos débiles, tanto de forma colectiva como individual", apostilló Mora, indicando que los agentes de la Unidad de Vigilancia y Protección "tienen prácticas de tiro muy superiores al resto de policías".

La celebración de esta prueba levantó bastante revuelo entre los escoltas municipales hace unas semanas, ya que se quejaban de que habían sido avisados con muy poca antelación y temían que pudieran retirarlos de la unidad si no la superaban. En aquel momento, Mora ya indicó que se trataba sólo de una prueba de nivel, que no se despediría a nadie en función de los resultados y que sólo se pretendía conocer la situación física de estos agentes, incluso para su propio conocimiento, para poner en marcha cursos específicos de refuerzo si era necesario.

"(Esta prueba) no tiene nada que ver con las peticiones (laborales) de hace un año", aseguró Mora ante las insinuaciones del concejal de IU Ángel Lara, y añadió que "tampoco debería hacer falta avisar (a los agentes), porque los protectores deberían estar en forma en cualquier momento, todos los días del año".

Sin embargo, Lara, que se mostró "de acuerdo con el fondo de la convocatoria aunque no con la forma", insistió en criticar que estos agentes "no tienen una formación adecuada con cursos de reciclaje". Asimismo, se preguntó "qué función tienen los conductores en la seguridad (de los concejales)" y si se les da algún tipo de formación específica en este sentido.