Ciclismo/Mundial.- (Previa) Olaberría, principal argumento de España, que no quiere notar el 'efecto Llaneras'

PRUSZKOW (POLONIA), 24 (EUROPA PRESS) Leire Olaberría es la gran baza de la selección española en los Mundiales de ciclismo en pista que arrancan mañana en Pruszkow (Polonia) con la participación de 18 'pistards' nacionales, que tendrán la complicada misión de hacer olvidar a una leyenda como Joan Llaneras, por primera vez ausente, tras su retirada. Así, la medallista olímpica vasca abrirá mañana el fuego, junto a Gema Pascual, en la persecución con la intención de batir su propio récord de España con una marca que le permita 'colarse' entre los ocho mejores lugares. En la primera jornada, también se ceñirán el 'maillot' Helena Casas, en los 500 metros, y Eloy Teruel, en puntuación, donde tiene la enorme responsabilidad de cubrir el gran hueco dejado por el mallorquín Llaneras. En la velocidad por equipos, Álvaro Alonso, David Alonso y Hodei Mazkiarán compondrán el trío en velocidad por equipos. El jueves le llegará el turno a dos veteranos como Toni Tauler y Sergi Escobar en persecución, con opciones de medalla, objetivo idéntico al que buscará en 'keirin' José Antonio Escuredo apoyado en su experiencia, en esa prueba también rodará el joven Hodei Mazkiarán. Ese mismo día Gema Pascual, Ana Usabiaga y Helena Casas compondrán el primer equipo femenino español de persecución en un Mundial. Por la tarde, con el 'scratch', llegará el estreno de otro debutante, el vasco Iban Leanizbarrutia. Ya el viernes, se disputará una de las pruebas en las que más ilusión tiene el seleccionador, Salvador Cabeza de Vaca, la persecución por equipos, con Sergi Escobar, Toni Tauler, Eloy Teruel y David Muntaner como protagonistas. David Alonso y Juan Peralta serán los dos representantes españoles en el kilómetro, mientras que Leire Olaberría cerrará el día como 'plato fuerte'. La parcela femenina de la penúltima jornada corresponde a Gema Pascual y el 'omnium', mientras que la prueba reina será la de 'madison' con Unai Elorriaga y David Muntaner cubriendo el hueco de Llaneras. Por último, el domingo, el Mundial terminará con la puntuación femenina, donde Olaberria disputará 'su' gran especialidad. La competición se disputará en el BGZ Arena de Pruszkow (Polonia), localidad de 50.000 habitantes en la periferia de Varsovia, que cuenta con el único velódromo cubierto del país, estrenado el año pasado en el Campeonato de Europa y con capacidad para unos 3.500 espectadores. Un escenario en el que se pondrán 19 títulos en juego, uno más que en 2008 debido a la inclusión del omnium 'femenino'. FRANCIA Y AUSTRALIA, A DESBANCAR A GRAN BRETAÑA. Con este Mundial, arranca un nuevo ciclo olímpico y, con ello, la renovación de muchas selecciones. Así, está por ver si Gran Bretaña seguirá ejerciendo la misma supremacía que exhibió el año pasado tando en Manchester como en Pekín, un testigo que están deseando volver a recoger Francia y Australia, tras una etapa en la sombra. Este relevo generacional, se atisba en el gran número de bajas que no acudirán al óvalo polaco. Así, entre los velocistas no estará el holandés Theo Bos, que está probando fortuna en la carretera, o 'sir' Chris Hoy, al que una lesión le impedirá participar. Entre los fondistas, no estará Bradley Wiggins, pero sí Mark Cavendish, con su corona en la Milán-San Remo como mejor aval, para volver a la pista, donde el joven estadounidense Taylor Phinney puede ser la sensación como los neozelandeses Hayden Roulston o Jesse Sergent. Entre las féminas, la ausencia de Rebecca Romero es la más significativa, aunque Lizzie Armitstead y Wendy Houvenaghel parecen preparadas para coger su relevo y reinar en el fondo. En la velocidad, la británica Victoria Pendleton y la australiana Anna Meares buscarán el lucimiento.