Un 10% de los deportistas españoles suele viajar con su almohada para evitar dormir mal, según estudio

Etiquetas

La mayoría duermen cada día una hora más que el resto de la población, sobre todo cuando están participando en alguna competición

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Un 10 por ciento de los deportistas españoles viajan con su almohada cuando tienen que competir fuera de casa para evitar dormir mal y dada la influencia que tiene el descanso en el rendimiento deportivo, según se desprende de los resultados de un estudio realizado por la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) a más de 300 deportistas profesionales.

Esta tendencia se da más en las mujeres, ya que el 15 por ciento de las deportistas profesionales guarda su almohada en la maleta cada vez que tiene que dormir fuera y es que, como norma general, suelen dormir casi una hora más diaria que la media de la población y todavía algo más en época de competiciones.

Además, y teniendo en cuenta que más de la mitad de los encuestados (52%) pasa más de cuatro semanas fuera de casa al año, y el 19 por ciento incluso más de nueve semanas, los expertos de ASOCAMA consideran que son "relativamente pocos" los que se preocupan por descansar bien y viajan con su propia almohada.

El 29 por ciento dice haberse levantado con dolores musculares o sensación de haber dormido mal a causa del mal estado del colchón y, en estos casos, los encuestados aseguran que dormir con un colchón y una almohada diferentes afectan más a su rendimiento deportivo que el cambio de horarios y de entorno en general.

A la hora de comprar una cama, un 35 por ciento reconoció que no seleccionaron el colchón ni la almohada personalmente, mientras que los que sí lo hicieron se dejaron influir más por las medidas (39%) o las recomendaciones (33%), y sólo el 11 por ciento tuvo en cuenta sus propias características físicas y, menos aún, el 6 por ciento, que fuera cómodo.

De hecho, los deportistas escogen colchones más grandes que la media. En este colectivo los colchones de 1,50 centímetros superan a los de 1,35 centímetros (un 28 por ciento y un 18 por ciento respectivamente), contabilizándose incluso un 6 por ciento que se ha decidido por el tamaño más grande: 1,80cm.

Por otro lado, la mayoría asegura que no toma ninguna medida especial para dormir y, aunque casi siempre se duerme en la cama, a veces "las circunstancias obligan" y hay quien asegura haber dormido alguna vez en el borde de una piscina, en un colchón de paja, o colgado de un arnés.