Uruguay dirimirá con Chile el pase a la final del clasificatorio mundialista

  • Montevideo, 29 abr (EFE).- Uruguay y Chile decidirán el próximo sábado 2 de mayo en Montevideo qué equipo disputará la fase final del clasificatorio para el Mundial de Nueva Zelanda 2011 tras la contundente victoria del conjunto local por 71-3 ante Brasil.

Uruguay dirimirá con Chile el pase a la final del clasificatorio mundialista

Uruguay dirimirá con Chile el pase a la final del clasificatorio mundialista

Montevideo, 29 abr (EFE).- Uruguay y Chile decidirán el próximo sábado 2 de mayo en Montevideo qué equipo disputará la fase final del clasificatorio para el Mundial de Nueva Zelanda 2011 tras la contundente victoria del conjunto local por 71-3 ante Brasil.

En un partido también válido para el Campeonato Sudamericano 2009, los 'Teros' aplastaron a Brasil y dejaron patente su favoritismo para alcanzar la plaza que permite acceder directamente a la lucha por un puesto en el próximo Mundial de rugby.

Chile será el último escollo que deberán pasar los uruguayos después de que la semana pasada también se deshicieran de Brasil en Santiago por un severo 79-3.

En el torneo clasificatorio para el Mundial de Nueva Zelanda participan los equipos de Brasil, Chile y Uruguay.

El ganador disputará un encuentro contra el vencedor de la eliminatoria entre Estados Unidos y Canadá, cuyo ganador ocupará una plaza directa en el torneo más importante del rugby en el mundo.

Asimismo, los partidos disputados por esta eliminatoria también son válidos para el Campeonato Sudamericano, en el que participa la selección de Paraguay, que hoy perdió en Montevideo frente a Chile por 34-7.

En su debut en este torneo, los paraguayos perdieron frente a Uruguay por 85-7.

Por el torneo sudamericano, los dos mejores clasificados entre los cuatro participantes disputarán un encuentro contra el segundo equipo de Argentina para dilucidar el campeón.

Argentina, que ya tienen garantizado un puesto en el Mundial, disputa este torneo con un equipo suplente debido a su manifiesta superioridad sobre el resto de las selecciones de la zona sudamericana.