Unos 5.200 agentes, policías y guardias civiles y 1.500 cámaras velarían por los Juegos Olímpicos de 2016

Habría más de 300 kilómetros de 'carril olímpico', en el que se implantaría un sistema de detección de matrículas

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Unos 5.200 miembros entre agentes de movilidad (1.200), policías municipales (3.000) y guardias civiles (1.000) y 1.500 cámaras de televisión velarán por la seguridad de los Juegos Olímpicos de 2016 si Madrid es designada como sede el próximo 2 de octubre en la Asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI) en Copenhague.

Además, habría más de 300 kilómetros de 'carril olímpico', de uso exclusivo para la familia olímpica y en el que se implantaría un sistema de detección de matrículas, según desveló Pedro Calvo, el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, tras la presentación del apartado de 'Transporte' a los 13 miembros de la Comisión de Evaluación del COI.

El transporte, sobre el que hubo "una consideración y siete preguntas", dispondría en los Juegos de Madrid 2016 de un Mando Único (MUT) que coordinaría las actuaciones de las administraciones estatal, autonómica y local y dependería del Comité Organizador (COJO). "Nos han dicho que el transporte de Madrid es mejor de lo plasmado en el papel. Hemos pecado de modestia porque nuestra realidad es superior a la plasmada dossier", apuntó Pedro Calvo.

Calvo señaló que los expertos del COI tuvieron "mucho interés" en el asunto de cómo están organizados los 'carriles olímpicos' y en si éstos afectarán al tráfico de la capital. "Les hemos dicho que en nada, porque en Madrid el tráfico desciende en agosto en un 20 por ciento", dijo Calvo.

Los Juegos "sin coche privado" que propone Madrid contarían con 26 de las 28 sedes conectadas por metro y tan sólo dos, el Hipódromo de La Zarzuela y la Casa de Campo, serían accesibles a través de autobús. Al hipódromo se llegaría a través de una lanzadera desde Moncloa y a la Casa de Campo, con otra instalada en la estación de Príncipe Pío y una estación de metro en el Puente de los Franceses.

Calvo anunció que, para 2011, se prevé implantar un sistema público de bici, si la crisis económica lo permite, y prevé que en 2016 la red de carril para estos vehículos de dos ruedas aumente hasta los 575 kilómetros, "con lo que se podrá llegar en bici a todas las sedes".