Agotadas en tres horas las 40.000 entradas para presenciar la final en San Mamés

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS) Las 40.000 entradas para presenciar en San Mamés la final de la Copa del Rey del 13 de mayo entre el Athletic Club y el FC Barcelona a través de las pantallas gigantes que la 'BBK' instalará en el estadio rojiblanco se agotaron en algo más de tres horas debido a la gran cantidad de aficionados del equipo rojiblanco que hicieron cola en los cajeros multiservicio de la entidad bancaria. A las diez de la mañana, hora en la que se abrieron los cajeros de la 'BBK', ya había seguidores haciendo cola. Muchos de los aficionados llevaban consigo más de una tarjeta --de amigos o familiares-- para hacerse con entradas, lo que ha motivado que aficionados, tras más de una hora en la fila, se quedaran sin localidad. Los tickets --hasta un máximo de dos por tarjeta-- eran gratuitas para los titulares de 'BBK 26' y 'BBK 26+' y costaban un único euro para el resto de clientes de 'BBK'. Para el resto de aficionados no clientes de la caja el precio era de 10 euros. La 'BBK' ha organizado para el 13 de mayo una jornada fiesta en la que habrá música en directo, sorteos y regalos. La entidad financiera instalará cuatro enormes pantallas gigantes (de seis metros de alto por ocho de ancho) a modo de cubo en el círculo central del campo para que pueda verse el encuentro desde todos los lados del estadio. Las puertas de 'La Catedral' se abrirán a las ocho de la tarde, dos horas antes del comienzo del encuentro de Mestalla.