CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Bekking:"Quien dijo que en el Pacífico todo es sol y brisa suave se equivocó"

  • Redacción deportes, 22 feb (EFE).- El holandés Bouwe Bekking, capitán del 'Telefónica Azul', ha comentado hoy que navegan con vientos de unso 18 nudos (34 Km/h.) de intensidad, por lo que "quien dijo que en el Pacífico todo era sol, playas y brisas suaves se equivocó, al menos este año".

El 'Ericsson 4' a quince horas del Ecuador; el 'Azul' prepara su ataque

El 'Ericsson 4' a quince horas del Ecuador; el 'Azul' prepara su ataque

Redacción deportes, 22 feb (EFE).- El holandés Bouwe Bekking, capitán del 'Telefónica Azul', ha comentado hoy que navegan con vientos de unso 18 nudos (34 Km/h.) de intensidad, por lo que "quien dijo que en el Pacífico todo era sol, playas y brisas suaves se equivocó, al menos este año".

"Están llegando las calmas ecuatoriales", añadió, "pero el grupo de cabeza sigue navegando con buen ángulo de viento, así que debemos esperar un poco más para lograr condiciones favorables para reducir más las diferencias".

"Nuestro navegante Tom Addis está nervioso porque estamos navegando en una zona donde no podemos recibir información meteorológica y esto no lo podemos controlar. Supongo que es igual en todos los barcos, ya que también representa que no podemos tampoco enviar datos ni correos electrónicos", apuntó.

Ayer por la mañana un problema en el compartimento de la hélice hizo que el barco español se parase durante una hora. El campeón olímpico navarro Xabi Fernández comentó: "La hélice, cuando estamos navegando, se levanta y hay una puerta que la cierra. Ayer por la mañana cuando David Vera salía a su guardia la chequeó y vio que estaba abierta. La verdad es que es un problema porque puedes perder la puerta y luego ir ralentizado toda la etapa, además de exponerse al peligro de que pueda entrar un montón de agua".

"Decidimos parar el barco totalmente, bajar la mayor y ponerlo de popa. Durante una hora David Vera y yo arreglamos la puerta de la hélice. Fue un arreglo provisional hasta alcanzar las calmas ecuatoriales o por lo menos hasta que se pare el viento, hay que aguantar así y luego veremos si lo arreglamos mejor o no cuando el barco esté parado", explicó Fernández.