El conflicto sobre la Copa del América queda visto para sentencia en Nueva York

  • Nueva York, 10 feb (EFE).- El Tribunal de Apelación de Nueva York dejó hoy visto para sentencia el caso que enfrenta al Alinghi suizo, defensor de la Copa del América, con el equipo BMV-Oracle de EE.UU., ante la negativa de este último a aceptar al club del Desafío Español como legítimo 'challenger of record'.

El conflicto sobre la Copa del América queda visto para sentencia en Nueva York

El conflicto sobre la Copa del América queda visto para sentencia en Nueva York

Nueva York, 10 feb (EFE).- El Tribunal de Apelación de Nueva York dejó hoy visto para sentencia el caso que enfrenta al Alinghi suizo, defensor de la Copa del América, con el equipo BMV-Oracle de EE.UU., ante la negativa de este último a aceptar al club del Desafío Español como legítimo 'challenger of record'.

Suizos, estadounidenses y españoles presentaron hoy ante los siete jueces que conforman el Tribunal de Apelación de Nueva York (la máxima instancia judicial del estado) sus respectivos argumentos en relación a este caso.

Durante menos de una hora también se enfrentaron a las incisivas preguntas de los jueces, que en las próximas semanas tendrán que emitir una decisión definitiva -ya que ante ella no cabrá recurso alguno- para acabar con diecinueve meses de litigio judicial sobre la 33 edición de esta centenaria competición.

En julio 2007, el BMW-Oracle, que representa al Golden Gate Yatch Club, presentó una demanda en el Tribunal Supremo de Nueva York contra el 33 Protocolo de la Copa del América, texto en el que se establecen las bases de esa edición y que fue negociado entre el sindicato suizo, por ser el defensor del título, y el español, por ser el que primero inscribió un reto para desafiar al vencedor (lo que se denomina 'challenger of record').

En la vista de hoy y en representación de los estadounidenses, la abogada Maureen Mahoney insistió en que el Club Náutico Español de Vela (CNEV), representado por el Desafío Español, no es válido como 'challenger of record' porque en el momento de presentar el reto no contaba con una regata anual en el mar.

Por contra, el letrado David Rivkin contestó en representación del club español que se trata de una cuestión de interpretación semántica de un tiempo verbal en inglés utilizado en el 'Deed of Gift', el documento básico que recoge las bases de la competición.

Allí se establece que los sindicatos participantes en la competición tienen que estar presentados por clubes de yates oficialmente establecidos que tengan su propia regata anual en el mar, aunque no concreta la antigüedad necesaria de esas regatas.

Desde que presentara su reto, el club español ha organizado dos regatas anuales, pero el estadounidense considera que ello no le permite ser 'challenger of record', porque cuando se postuló como tal aún no había organizado ninguna.

Por su parte, el letrado que intervino en la vista en representación de los suizos, Barry Ostrager, incidió en la necesidad de que "la competición se resuelva en el mar y no en los tribunales" y recordó que en este momento "hay diecinueve equipos preparados para retomar la competición", paralizada por uno.

En los últimos meses, el Alinghi y su club, la Sociedad Náutica de Ginebra, se propusieron reactivar la competición y, a la espera de una sentencia definitiva, comenzaron a mantener reuniones con los equipos interesados en participar en la próxima edición.

Como resultado de esas reuniones, se modificó el 33 Protocolo con los cambios acordados por los equipos, se cerró el plazo de inscripción de sindicatos con los 19 que se presentaron, se publicaron las reglas de la nueva embarcación y se comprometieron a que la Copa del América se celebrara en Valencia en 2010.

Hasta el momento, el sindicato estadounidense que preside Larry Ellison (y que como reto alternativo propuso un duelo sólo entre Alinghi y BMW-Oracle al mejor de tres regatas) ya cuenta con dos sentencias a su favor, pero en julio de 2008 la División de Apelación del Tribunal de Nueva York dio un giro de ciento ochenta grados a la situación.

La decisión favorable de tres de los cinco jueces anuló las sentencias previas favorables al BMW-Oracle y declaró válido como 'challenger of record' al CNEV, aunque al no tratarse de una decisión unánime el equipo estadounidense pudo apelar, lo que ha prolongado el litigio hasta ahora.

Si la decisión del Tribunal de Apelación de Nueva York (lo que equivaldría al Tribunal Supremo del estado) diera la razón al Alinghi, la 33 edición de esta prestigiosa regata podrá organizarse por fin en aguas de Valencia.

Por el contrario, si dictaminaran a favor del BMW-Oracle, la próxima edición de la Copa del América sería un duelo entre ambos equipos, a disputar con embarcaciones multicasco, al mejor de tres regatas, en un plazo de diez meses y en el lugar donde eligiera el defensor.