Iker Martínez dice que "una victoria como la de ayer hay que disfrutarla al máximo"

  • Redacción deportes, 10 may (EFE).- La gran victoria del 'Telefónica Azul' en la regata costera de Boston desató la euforia en la base del equipo español a la llegada del barco al muelle Fan del puerto bostoniano y el patrón, Iker Martínez señalaba que "todo el equipo hizo un gran trabajo, fue uno de esos días en los que todo te sale bien y hay que disfrutar de una victoria como esta".

Iker Martínez dice que "una victoria como la de ayer hay que disfrutarla al máximo"

Iker Martínez dice que "una victoria como la de ayer hay que disfrutarla al máximo"

Redacción deportes, 10 may (EFE).- La gran victoria del 'Telefónica Azul' en la regata costera de Boston desató la euforia en la base del equipo español a la llegada del barco al muelle Fan del puerto bostoniano y el patrón, Iker Martínez señalaba que "todo el equipo hizo un gran trabajo, fue uno de esos días en los que todo te sale bien y hay que disfrutar de una victoria como esta".

Aunque el 'Azul', que ganó de manera incontestable las dos mangas de la costera con un trabajo impresionante de Bouwe Bekking en la, sólo pudo recortar medio punto al 'Ericsson 4' de Torben Grael, líder de la general, Iker no ocultó que "estamos muy contentos no sólo por nosotros sino por toda la gente que trabaja por esto: el equipo de tierra, patrocinadores y todos los que están apoyando al equipo".

"Fue un gran día. Estamos haciendo las cosas bien, el barco va realmente bien y nos ayuda mucho. En ambas mangas hubo poco viento o viento medio y una vez que hay un barco liderando claramente ya se estira toda la flota. Tuvimos la suerte y el acierto táctico de poder estar adelante desde el principio y nos lo ganamos a pulso, añadió Iker.

Quien tampoco ocultó su satisfacción fue el campeón olímpico mallorquín Jordi Calafat, comentando que "ganamos las dos mangas,¡no se puede pedir más!. Navegamos muy bien en las dos y ambas con salidas limpias. Parece a veces que vas con ventaja pero en todas las regatas tienes momentos en que se te acercan, te aprietan".

"El 'Delta Lloyd' nos lo puso complicado en la primera prueba, en la segunda el "Telefónica Negro" estaba muy cerca. Pero cuando consigues montar primero la boya de la mitad del recorrido tienes ventaja, tienes viento limpio y si lo sabes aprovechar; facilita mucho la regata, concluyó Calafat.

Otro de los protagonistas de la jornada fue el alicantino Pepe Ribes, proa del 'Telefónica Azul' y clave en las órdenes de salida.

"Sabíamos que las condiciones nos beneficiaban, pero si hay muy poco viento tienes la posibilidad de que influya mucho la suerte, no obstante el viento fue lo suficientemente estable como para tener dos regatas buenas", explicó.

Reconoció también que "somos rápidos en esas condiciones, hicimos muy buena salida en la primera manga y la segunda fue muy ajustada en la que casi nos salimos de línea, pero supimos rectificar.No se puede pedir más. Fue perfecto, sobre todo porque le hemos sacado dos puntos y medio al Puma y estos puntos nos van a hacer falta al final para poder luchar por el podio".

El campeón olímpico vasco Xavi Fernández, 'trimmer' del 'Azul' explicó que "la clave de la victoria estuvo en un conjunto de cosas. En regatas tan cortas siempre importa que el barco vaya bien, pero se trata básicamente de hacer una buena salida, y lo que es más importante: no cometer ningún error y hacer una muy buena primera ceñida, que es lo que hicimos".

El navegante gallego Pedro Campos, Director General del equipo y patrón del 'Telefónica Negro' en la costera reconocía que "tuvimos muy mala suerte ya que después de la salida de la segunda manga nos enganchamos en una boya de pescadores cuando íbamos segundos y esto nos relegó al cuarto puesto. Fue una pena porque con sólo haber entrado segundos nos hubiésemos metido en el podio de la costera".

El campeón olímpico Fernando Echávarri, que ayer ejerció de navegante del 'Negro' en la costera, explicó que "no salimos muy bien en la primera manga, pero fuimos recuperando terreno. Estuvimos muy cerca del 'Puma' en la llegada pero ellos entraron primero".

También se lamentó de la mala suerte en la segunda manga porque " una boya de pescadores que se ha quedado enganchada en la quilla. La única manera de desengancharla era parar el barco e ir marcha atrás, pero eso nos hubiese hecho perder mucho tiempo. Decidimos seguir con ella pero íbamos muy lentos, casi un nudo por debajo de la velocidad normal del barco. Pese a ir segundos poco a poco nos fueron alcanzando los 'Ericsson' y además cometimos algún error.Pudimos haber sido terceros, pero al final no puso ser".

Ahora, todos los equipos se preparan ya para la salida de la séptima etapa entre Boston y Galway (Irlanda), con 2.550 millas náuticas (4.725 Km.) de recorrido y con la temida travesía del Atlántico Norte, cuya salida está prevista para el próximo sábado, día 16, a las 13.00 horas (19:00 hora española).