Iniciativa pide información sobre el contrato porque "puede salir muy caro a los valencianos"

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Iniciativa en la ciudad de Valencia, Miquel Real, ha presentado una solicitud en Ayuntamiento para que explique las razones por las que ha roto unilateralmente la relación contractual con ACM sobre las prerregatas de la America's Cup. "Podemos llegar a pagar por algo que no se hace, de la misma forma que estamos pagando muchos miles de euros por proyectos que no acaban de realizarse o que acaban en manos privadas cuando se han pagado con recursos públicos", explicó.

Real, en un comunicado, manifestó sus "sospechas" de que en esta ruptura contractual "existan otras cláusulas privadas que pueden comprometer el pago de indemnizaciones" por lo que, a su juicio, "además de hacer las cosas mal y con prisas desde un principio, con total opacidad y sin involucrar a la ciudadanía en este proyecto, nos puede salir muy caro a los valencianos"

Asimismo, el responsable de Iniciativa ha preguntado al Ayuntamiento qué va hacer con las inversiones en el Puerto de Valencia "cuyo deterioro es alarmante". Miquel Real indicó que la zona construida para acoger la America's Cup "se ha convertido en erial donde se acumulan restos de obras y zonas inaccesibles, sucias y sin ningún interés".

En su opinión, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, "no sabe qué hacer con ese espacio que, seguramente, de seguir así, acabará convirtiéndose en una zona para amontonar contenedores" y el edificio "emblemático" Veles e Vents "en un almacén o en oficinas portuarias".

Iniciativa propone que "sean las entidades sociales de la ciudad las que opinen sobre el destino final de este espacio, particularmente aquellas entidades de los Poblados Marítimos que han visto como mientras se construían esos espacios se deterioraban gravemente otros consolidados de estos barrios y con mayor valor histórico y sentimental".

Según Real, "la incapacidad demostrada por el Ayuntamiento de dar sentido a sus actuaciones le está costando muy caro a la ciudadanía y está comprometiendo la capacidad de gestión de un nuevo gobierno en Valencia". Se trata de "incapacidad maliciosa que se complica cuando Rita Barberá no quiere dar la posibilidad a la sociedad valenciana de que participe en el futuro de nuestra ciudad y cuando gestiona la ciudad bajo el principio de máxima opacidad", criticó.

"La ciudadanía --añadió-- quiere saber qué está pasando con los gastos millonarios que está haciendo el ayuntamiento y que no tienen repercusión en la calidad de vida de las personas ni en mejorar la economía de la administración local".

En esta línea, puntualizó que "las cesiones de espacios públicos a empresas relacionadas personal, política o ideológicamente con políticos del PP, como es el caso de L'Umbracle o la Universidad Católica, son una muestra de como se dilapidan recursos municipales en beneficio de entidades privadas con ánimo de lucro, mientras la deuda municipal alcanza los 800 millones de euros", concluyó.