La regata costera de Río de Janeiro reabre las hostilidades en la competición

  • Río de Janeiro, 3 abr (EFE).- La cuarta regata costera de la Volvo Ocean Race (Vuelta al Mundo con escalas), que mañana a las 13.00 hora local (16.00 GMT) se iniciará en aguas de la bahía de Guanabara en Río de Janeiro reabre las hostilidades en la flota, dispuesta a recortar distancias con el líder, el VO70 sueco 'Ericsson 4' del bicampeón olímpico brasileño Torben Grael.

La regata costera de Río de Janeiro reabre las hostilidades en la competición

La regata costera de Río de Janeiro reabre las hostilidades en la competición

Río de Janeiro, 3 abr (EFE).- La cuarta regata costera de la Volvo Ocean Race (Vuelta al Mundo con escalas), que mañana a las 13.00 hora local (16.00 GMT) se iniciará en aguas de la bahía de Guanabara en Río de Janeiro reabre las hostilidades en la flota, dispuesta a recortar distancias con el líder, el VO70 sueco 'Ericsson 4' del bicampeón olímpico brasileño Torben Grael.

La expectación en la ciudad brasileña es muy grande. El hecho de que "su" equipo, el 'Ericsson 4' de Grael compita en casa, y además como líder destacado, va a reunir a miles de aficionados tanto en el mar como en tierra para seguir la prueba en directo.

La tripulación de Grael, entre la que se encuentran los también brasileños Joao Signorini y Horacio Carabelli, tiene la espina clavada de su segundo puesto en la llegada a Río de Janeiro en la quinta etapa y quiere desquitarse con una victoria en la costera.

Perfecto conocedor de la zona de competición ya que Torben Grael nació en Niterói una ciudad situada en la orilla opuesta de la bahía de Guanabara, el 'Ericsson 4' es favorito en la costera aunque el 'Telefónica Azul', que ya le derrotó en la costera de Alicante, será su rival más directo.

El 'Azul' volvió ayer al agua totalmente reparado y con la incorporación de su proa titular, el alicantino Pepe Ribes, ya recuperado de la lesión que sufrió en la mano antes de la salida de la quinta etapa.

Además el equipo se reforzará con dos 'grinders': el valenciano Jorge Ondo y el italiano Federico Giovanelli, para lograr más potencia en la maniobra.

El objetivo del 'Telefónica Azul', de Iker Martínez, es recuperar el segundo puesto de la general que le arrebató en la quinta etapa el 'Puma' del estadounidense Ken Read, situado ahora a sólo 2,5 puntos de él.

Un rival de consideración para Grael y Martínez es el 'Ericsson 3' sueco al mando del veterano Magnus Olsson, vencedor de la maratoniana quinta etapa y con la moral muy alta en su joven tripulación nórdica.

De quien se espera también mucho en la segunda mitad de la prueba es del 'Telefónica Negro', de Fernando Echávarri. Tras el abandono en la cuarta etapa y su ausencia, a causa de las averías sufridas, en la quinta, el barco ha sido totalmente puesto a punto.

Además, la presencia de Pedro Campos, como patrón, y del bicampeón olímpico Luis Doreste, como táctico, en la costera refuerza a la tripulación de Echávarri que mañana realizará las tareas de navegante.

Quien también retorna con muchas ganas es el 'Delta Lloyd' holandés del coruñés Roberto Bermúdez de Castro, que incorpora a su tripulación para la costera al bicampeón olímpico brasileño Marcelo Ferreira -logró dos medallas en la clase Star junto a Grael en Atlanta 1996 y Atenas 2004-, reuniéndose así los tres hombres fuertes del 'Brazil 1' participante en la última edición.

La bahía de Guanabara no se destaca por sus fuertes vientos, pero sí por las corrientes y esto será un problema para los navegantes. Mañana se esperan vientos de componente Sur-Sureste de 8 a 12 nudos que con la subida de la temperatura al mediodía (30ºC) provocará la entrada del térmico y el viento puede llegar a los 15 nudos (28 Km./h.)

- Clasificación general antes de la regata costera de Río

Puntos Totales

.1. Ericsson 4 (SWE) 63,5

.2. PUMA (USA) 53,0

.3. Telefónica Azul (ESP) 50,5

.4. Ericsson 3 (SWE) 43,5

.5. Green Dragon (IRL) 39,5

.6. Telefónica Negro (ESP) 21,0

.7. Delta Lloyd (HOL) 12,0

.8. Team Russia (RUS) 10,5 (1)

(1) No sigue en competición provisionalmente.