La vela volverá a Río en 2010 con la celebración del Mundial de Clase Star

  • Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- La Bahía de Guanabara de Río de Janeiro, en la que estos días descansan los barcos que disputan la Volvo Ocean Race, acogerá entre el 12 y el 23 de enero de 2010 el Mundial de Vela en Clase Star, modalidad olímpica que dentro de dos años cumplirá su primer siglo de historia.

La vela volverá a Río en 2010 con la celebración del Mundial de Clase Star

La vela volverá a Río en 2010 con la celebración del Mundial de Clase Star

Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- La Bahía de Guanabara de Río de Janeiro, en la que estos días descansan los barcos que disputan la Volvo Ocean Race, acogerá entre el 12 y el 23 de enero de 2010 el Mundial de Vela en Clase Star, modalidad olímpica que dentro de dos años cumplirá su primer siglo de historia.

Esta será la tercera vez que el país acogerá esta competición, en la que se espera la participación de hasta 20 campeones mundiales y numerosos medallistas olímpicos como los brasileños Torben Grael, Robert Scheidt, Bruno Prada y Marcelo Ferreira.

"Para nosotros es un sueño competir en casa y poder regatear en un mundial de Star, que es un campeonato con tanta tradición", explicó Scheidt en el acto de presentación de la regata.

El deportista remarcó la importancia de ganar un Mundial en esta modalidad porque "marca tu carrera y te abre las puertas para otro tipo de regatas con barcos mayores".

Durante la competición se esperan entre 50 y 60 regatistas de los que hasta 10 podrían ser brasileños, aunque los organizadores prefirieron mostrarse cautelosos y ofrecer "cifras conservadoras", que podrían verse afectadas por causa de la crisis económica mundial.

Al acto de presentación acudió también el regatista español Roberto Chuny, que actualmente ejerce de patrón del Delta Lloyd holandés en la Volvo Ocean Race.

El regatista, que admitió sentir la misma motivación por el Mundial que por otros eventos como la Vuelta al Mundo o la Copa de América, anunció que espera también poder estar en Río de Janeiro el próximo mes de enero.

Por su parte, el presidente de la Confederación Brasileña de Vela y Motor, Carlos Martins, destacó en su intervención la importancia de este evento deportivo y apuntó que se trata de la "elite de la vela" porque "una modalidad que tiene casi cien años de historia y todavía se mantiene olímpica ha de tener algo de especial".

Martins se defendió también de las críticas sobre el alto grado de contaminación que existe en la Bahía de Guanabara, escenario previsto para la prueba mundial y que sería sede también de las competiciones de vela en unos hipotéticos Juegos Olímpicos en 2016.

En este sentido, Martins, que también forma parte del equipo de la candidatura de Río a los Juegos de 2016, recordó la promesa del Gobierno de limpiar el cien por cien del agua de la bahía para ese acontecimiento.

El presidente de la Confederación señaló sin embargo que "los trabajos van a llevar algún tiempo", aunque resaltó que la tendencia "es positiva" y la mejora en la calidad de las aguas es "significativa".