Wenger, Mourinho, Kaká… dicen que no pero siguen siendo posibles


Onieva dio una numerosa y extensa rueda de prensa, habló de proyectos, presentó una candidatura que piensa en el socio, que apuesta por la cantera, y que tiene medio atado a Hugo Sánchez para el banquillo. Aseguró que no cree en la figura del director deportivo, sino en el secretario técnico y manifestó estar dispuesto a darle plenos poderes al entrenador.

Fue lo que se dice una presentación en condiciones, centrada en un programa y en una manera de hacer las cosas  y, sin embargo, no consiguió ser la noticia más leída de las webs deportivas ni un ratito pequeño. Otra vez su rival, Florentino Pérez, le robó el protagonismo sin tan siquiera abrir la boca.

La actualidad del Madrid está centrada en la pugna por quién será el futuro entrenador blanco… si gana Florentino. Porque de Hugo Sánchez tampoco corrieron ríos de tinta en las webs durante las últimas horas.

Pero los dimes y diretes de Wenger y Mourinho se han multiplicado y nos encontramos con opiniones, novedades o sospechas casi cada media hora. Y todo empezó por unas declaraciones del entrenador del Arsenal en las que aseguraba que no se movía de Inglaterra. Es lo mismo que dicen todos los que se van cuando todavía no llegó el momento de irse.  Pero que nadie olvide que Wenger  ya conoce a Florentino de las últimas elecciones (aunque el señor Pérez no se presentase) y si entonces  dejó a la candidatura de Villar Mir utilizar su nombre sin desmentidos, sorprende que ahora lo desmienta tan rápido. Es más, Florentino no lo tiene, ni mucho menos, descartado.

También ayer se habló sin descanso de Mourinho. Con el ‘no’ de Wenger, abran paso al segundo de la lista. Pero estamos en las mismas porque Mou  saltó a media tarde y dijo, en la televisión italiana, que se queda en el Inter al 99,9%. Curiosa afirmación cuando por contrato (le quedan dos años y tiene un cláususla de 6 millones de euros) y por título debería asegurarlo al 100%. Pero todo el mundo sabe que Mourinho no es mentiroso, y no hace falta más del 0,1% para cambiar de equipo. Y más leyendo su siguiente frase:  “Quien entrene al Madrid el año próximo será un hombre muy afortunado”.

Antes que él ya había hablado el presidente del Inter, Moratti, asegurando que a él personalmente le ha dicho que se queda  y que es un hombre de palabra.

Claro que a mediodía habló Luis Suárez para decir que si se va tampoco pasa nada porque lo importante son los jugadores. Y Galliani, vicepresidente del Milan y amigo de Florentino,  llenó de misterio la jornada  al afirmar que prefiere no decir nada sobre el posible interés blanco en Mourinho. “Ni que sí, ni que no”.

Y el tercero en negar ayer al Real Madrid fue Kaká en el Milan Channel: “Di a todos que no me voy de aquí. Que no me voy del Milan”. Y nada más. No hay quien se lo crea.

Estamos con la temporada sin terminar y todos están obligados a ser fieles a los clubes que les pagan, no enredar, y eso obliga a decir ‘mentiras piadosas’, tan asumidas en el fútbol como cuando un club ratifica al entrenador para despedirlo al día siguiente.

Fuera de los banquillos, los nombres de máxima actualidad son Xabi Alonso y Ribery. La prensa inglesa asegura sin dudar que el centrocampista del Liverpool será de Florentino por 26 millones de euros y para cinco temporadas, aunque el Liverpool, como todos, asegura que “no se vende”.

Y del jugador francés del Bayern, ayer Le Parisien aseguraba que Zidane se fue a Munich para convencerle. Y en Inglatrerra, el Daily Mail,  publicaba que en el club bávaro están hartos de oírle hablar del Madrid y que puede ser mejor que se vaya. Todo, claro, sin olvidar que el Barcelona y el Manchester están en la puja por Ribery  y no se lo van a poner fácil a Florentino.

Otro que también metió baza ayer en la  actualidad blanca fue  Cristiano Ronaldo. En declaraciones a Antena 3 manifestó que “seguro que el Real Madrid va a hacer un equipazo”.