Alepo lleva más de 24 horas sin bombardeos aéreos rusos y sirios (OSDH)

LBN Beirut|

Alepo lleva más de 24 horas sin sufrir bombardeos de la aviación siria y rusa, la víspera de que entre en vigor una tregua que debe teóricamente permitir a civiles y rebeldes abandonar esta devastada ciudad del norte de Siria.

En el plano diplomático, una reunión de trabajo sobre Siria está prevista este miércoles en Berlín entre los jefes de Estado francés, François Hollande, ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel.

"Haré todo lo posible junto la canciller Merkel (...) para que esta tregua pueda ser prolongada", dijo Hollande antes de volar hacia Berlín.

Mientras tanto, en Ginebra, militares rusos, estadounidenses, saudíes, cataríes y turcos se reunían para intentar disociar en Alepo a los rebeldes "moderados" de los yihadistas radicales.

Rusia, principal aliado del presidente sirio Bashar al Asad, había anunciado el martes la suspensión de los bombardeos contra el este de Alepo.

Esta zona bajo control rebelde desde 2012, donde viven unas 250.000 personas, se encuentra bajo intenso fuego desde que el régimen de Damasco lanzara el 22 de septiembre una ofensiva con el objetivo de retomar totalmente la ciudad, excapital económica y la segunda más importante del país.

La suspensión de los bombardeos precede a una "tregua humanitaria" de ocho horas anunciada por Rusia para el jueves, con el objetivo de evacuar a los civiles y los rebeldes que lo deseen.

"No hay ataques aéreos desde el martes por la mañana", dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Pero sigue habiendo combates en varios frentes cerca de los barrios rebeldes, en especial en la Ciudad Vieja, con tiros de artillería del régimen y disparos de cohetes por los rebeldes", precisó.

Alepo se ha convertido en el principal frente de la guerra que devasta Siria desde 2011, y que ha causado más de 300.000 muertos.

"Gracias a Dios, no hay aviones en el cielo en este momento", dijo a la AFP Ibrahim Abú al Leith, portavoz de los Cascos Blancos en Alepo, los socorristas de la zona rebelde.

"Pero aún hay disparos de artillería y cohetes", agregó.

El martes, aprovechando la pausa de los ataques aéreos, la población de Alepo salió a la calle para comprar alimentos, que escasean cada vez más.

La zona rebelde de Alepo está completamente sitiada por las fuerzas gubernamentales desde hace tres meses.

La "pausa humanitaria", que comienza el jueves a las 08H00 locales (05H00 GMT) hasta las 16H00, permitirá la apertura de seis corredores humanitarios para evacuar civiles y heridos, y otros dos pasos para la eventual retirada de combatientes.

La ONU consideró "insuficiente" esta tregua pues para aportar socorro a Alepo se necesitan al menos "48 horas" dijo este miércoles Jens Laerke, portavoz de la Oficina de coordinación de asuntos humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

"Ha habido tres treguas en Alepo desde el principio de año. Y no hubo resultados (...) Ya no creemos en ello" reaccionó por su parte, durante una visita a París, Abdulrahman Almawas, vicepresidente de los Cascos Blancos.

El régimen de Damasco y Rusia aseguran que han bombardeado los barrios rebeldes de Alepo para eliminar a "terroristas".

"Debemos eliminar a los terroristas de Alepo, es así como protegeremos a los civiles", dijo el presidente Al Asad en entrevista con la televisión suiza SFR 1 divulgada este miércoles.

Por otro lado, unos 620 rebeldes y sus familias evacuaban este miércoles Muadamiyet al Sham, una localidad sitiada siria al suroeste de Damasco, tras un acuerdo con el gobierno, para ser llevados a Idleb, provincia del noroeste controlada por una alianza de rebeldes y yihadistas.