Hollande y Merkel no excluyen sanciones contra Rusia por Siria

DEU Berlín|

El presidente francés y la canciller alemana, François Hollande y Angela Merkel, no excluyen imponer sanciones a Rusia por los bombardeos contra civiles en Alepo, ciudad del norte de Siria, al cabo de una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Berlín.

"Todo lo que sea del orden de la amenaza puede ser útil", declaró Hollande a la prensa interrogado sobre el tema, mientras que Merkel estimó que "no podemos privarnos de esta opción".

Los dos mandatarios terminaban un largo encuentro con el presidente ruso en el que hablaron de Ucrania y de Siria, los dos principales conclictos que oponen a Rusia y a las potencias occidentales.

El presidente francés calificó como "crimen de guerra" los bombardeos rusos y del régimen sirio en los barrios rebeldes de Alepo, mientras que Merkel denunció su carácter "inhumano" en una conversación "clara y dura" con Putin.

"Lo que sucede en Alepo es un crimen de guerra, la primera exigencia es el cese de los bombardeos por el régimen y sus respaldos", dijo Hollande.

Merkel insistió sobre el "derecho internacional" que "define muy claramente los crímenes de guerra", y subrayó que la prioridad era un cese al guego para poder llevar ayuda humanitaria de emergencia a la población de Alepo.

Sobre las posibles sanciones contra Moscú, el mandatario francés subrayó que "las opciones están abiertas" citando "individuos, responsables que se libran a ese tipo de acciones y crímenes".