Afganistán.- Karzai recibe una lluvia de protestas por aprobar una ley que atenta contra la dignidad de las mujeres

LONDRES, 31 (EUROPA PRESS) El presidente afgano, Hamid Karzai, ha recibido una lluvia de críticas por intentar ganar votos para las elecciones presidenciales de Afganistán mediante el respaldo de una ley que legaliza las violaciones en el seno del matrimonio y prohíbe que las mujeres salgan de sus casas sin autorización previa de sus maridos, alertó ayer la ONU. Karzai firmó la ley el mes pasado a pesar de la expresa condena de los activistas pro Derechos Humanos y algunos primeros ministros que denuncian que es una burla al respeto a los Derechos Humanos básicos recogidos en la constitución del país, según informaciones del diario 'The Guardian' recogidas por Europa Press. El documento final todavía no se ha publicado, pero la ley contiene artículos que prohíben expresamente a las mujeres a abandonar sus hogares sin el permiso de su marido. Sólo pueden buscar trabajo, ir al colegio, o visitar al médico con permiso de su esposo, al tiempo que no pueden rechazar practicar sexo con su cónyuge. Un informe elaborado por el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) también alerta de que la normativa garantiza la custodia de los hijos únicamente a sus padres o abuelos. "PEOR QUE CON LOS TALIBÁN" La senadora Humaira Namati, miembro de la Cámara Alta del Parlamento afgano, manifestó, por su parte, que la ley es "peor que con los talibán" en referencia a cuándo estuvieron en el poder hasta que fueron derrocados en 2001 en una ofensiva norteamericana. "Todo aquel que habló claro (durante ese periodo) fue acusado de atentar contra el Islam", añadió la senadora afgana. La constitución del país permite a los Shias (seguidores de Ali), que representan aproximadamente el 10 por ciento de la población, a que tengan más de una familia en base a la jurisprudencia tradicional Shia. Pero la constitución y varios tratados internacionales firmados por Afganistán garantizan la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Shinkai Zahine Karokhail, como otras mujeres parlamentarias, denunciaron que tras un acuerdo inicial alcanzado por el presidente afgano, las autoridades pasaron la ley con una velocidad sin precedentes y con ausencia total de debate. "La quisieron aprobar como si de una negociación secreta se tratase", denunció. "Había cantidad de puntos que queríamos cambiar pero no quisieron entrar en discusiones porque (Karzai) quería contentar a los Shia antes de que se celebren los comicios", detalló. Aunque el Ministerio de Justicia afgano confirmó que Karazi firmó la ley en algún momento del pasado mes, existe confusión sobre el contenido total de ésta, de la que los activistas pro de Derechos Humanos han rogado obtener una copia. En ese sentido, el Ministerio recordó que la ley no se dará a conocer hasta que se solucionen varios "problemas de carácter técnico".