Decenas de personas forman una cadena humana para protestar por la construcción de un hotel en el Botànic

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

Decenas de personas --unas 100 según la Policía Local-- formaron hoy una cadena humana frente al Ayuntamiento de Valencia para protestar por la construcción de un hotel, de 44 metros de altura y 11 plantas, en el solar de Jesuitas contiguo al Jardí Botànic de la ciudad.

Del mismo modo, los manifestantes también criticaron la posición "indiferente" del Gobierno municipal frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, que invalida la reducción de altura de cinco pisos prevista para esta zona.

El acto, organizado por la Plataforma Cívica Salvem el Botànic, comenzó con una concentración frente a la casa consistorial, donde los manifestantes portaron camisetas en rechazo al hotel. A continuación, parte de los activistas procedieron a una marcha en torno al Ayuntamiento y su plaza, mientras que el resto permaneció tumbado, formando una cadena humana en el suelo, donde se podía leer 'Hotel no, + jardí'.

Durante la protesta, también se leyó un manifiesto, donde la organización relató como en estos años de actividad "se ha vencido la amenaza de las tres torres y se logrado el reconocimiento del Jardí como Bien de Interés Cultural". Por esta razón, lamentaron la decisión adoptada ahora por el Tribunal Superior de Justicia, "que da la razón al constructor Antoni Mestre y le permite construir en estos terrenos un macrohotel de 44 metros y 11 plantas de altura".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la asociación, Pasqual Requena, también criticó la decisión de la Generalitat de "no recurrir la resolución judicial". Según defendió, "la pelea por estos intereses no sólo debería atribuirse a la asociación, sino también a la Administración y el Ayuntamiento". Así, apeló al Plan Especial del Botánico, que lleva aproximadamente un año en redacción, y se instó a que este conlleve "una suspensión de licencias y la declaración de este área como zona verde".

Por último, defendió la aplicación de otras alternativas , entre las que insistió en "llevar el edificio a otra parte". "La asociación continuará luchando por una ciudad mejor", añadieron desde Salvem al Botánic, que frente al proyecto de construcción de un macrohotel en el área cercana al Jardí Botànic, apuesta por "una Valencia más verde y humana".