El primer ministro tailandés descarta dimitir y promete firmeza con los provocadores

  • Bangkok, 8 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, descartó hoy dimitir y prometió una respuesta firme contra cualquiera persona que provoque alborotos de los 50.000 tailandeses que se manifiestan en Bangkok contra el Ejecutivo, al que acusan de antidemocrático.

El primer ministro tailandés descarta dimitir y promete firmeza con los provocadores

El primer ministro tailandés descarta dimitir y promete firmeza con los provocadores

Bangkok, 8 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, descartó hoy dimitir y prometió una respuesta firme contra cualquiera persona que provoque alborotos de los 50.000 tailandeses que se manifiestan en Bangkok contra el Ejecutivo, al que acusan de antidemocrático.

"El Gobierno actuará con determinación ante cualquier provocación", aseguró Vejjajiva, del Partido Demócrata, cuyo mandato no ha cumplido aún cinco meses.

Las fuerzas de seguridad se encuentran en estado de máxima alerta ante esta nueva protesta convocada por la oposición, cuyos lideres anunciaron que secundarán unas 300.000 personas, aunque la Policía calcula que no superarán los 80.000.

Los manifestantes, vestidos con sus características camisetas rojas, empezaron con una marcha desde una céntrica plaza de Bangkok hacia la residencia del presidente del Consejo Real, Prem Tisunalonda, a quien culpan de la asonada militar que desalojó del poder al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, en 2006.

El influyente Tinsunalonda, que fue jefe del Ejecutivo entre 1980 y 1988, ha rechazado cualquier vinculación con ese golpe de Estado, y ha denunciado que con esas acusaciones Shinawatra pretende fomentar la división social y crear el caos.

Un grupo de manifestantes se separó del cuerpo principal y ahora grita "¡Que vuelva Thaksin!¡Que se vaya Abhisit!" ante el domicilio del primer ministro tailandés.

En torno a 10.000 agentes han sido desplegados en la capital para garantizar el orden, además de los soldados que protegen la vivienda de Prem

Shinawatra, declarado prófugo de la justicia, ha advertido desde el exilio que esta manifestación puede desembocar en "una guerra civil o revolución popular" si las autoridades no escuchan las demandas del pueblo.

La víspera, el jefe del Gobierno escapó ileso en la ciudad costera de Pattaya, a unos 160 kilómetros al sur de Bangkok, a un asalto contra su vehículo llevado a cabo por cerca de medio centenar seguidores de Shinawatra, provistos de palos y otros objetos contundentes.

El Gabinete había trasladado a Pattaya su reunión a causa del cerco que el Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, la plataforma política de Shinawatra y organizadora de las protestas, mantiene en torno a la sede gubernamental, en Bangkok.

Vejjajiva insistió en que la manifestación antigubernamental no afectará a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) celebrará el próximo fin de semana en Pattaya.

A la reunión asistirán los mandatarios de Australia, China, Corea del Sur, Japón, India y Nueva Zelanda, además de los de los diez países de la ASEAN y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Tailandia atraviesa una profunda crisis política desde el golpe de Estado de 2006, producto de la lucha por gobernar entre los partidarios y detractores de Shinawatra.