Lokarri se encierra este sábado para debatir y consensuar los pasos necesarios para lograr el final de la violencia

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS) La red ciudadana por el acuerdo y la consulta Lokarri llevará a cabo este sábado un encierro de ocho horas en Bilbao, con el objetivo de "debatir y consensuar los pasos necesarios para lograr el final de la violencia". Este encierro se enmarca en la iniciativa "Encerrados", que Lokarri ha puesto en marcha para para fomentar la participación entre la ciudadanía vasca. Hasta finales de año, Lokarri se ha propuesto desarrollar ocho iniciativas de participación ciudadana en las que se debatirán diversas cuestiones sobre la paz, los Derechos Humanos y la convivencia. El formato de estos actos recuperará los encierros que durante muchos años fueron una dinámica para reivindicar, hablar, acordar y compartir, ofreciendo, además, la oportunidad de participar por internet, empleando las herramientas que pone a disposición la web 2.0. El primero de estos encierros se celebrará este sábado, de 10.00 a 18.00 horas, en la Parroquia de La Inmaculada de Bilbao (Sabino Arana, 42) y estará dedicado a debatir y consensuar los pasos necesarios para lograr el final de la violencia. La primera parte del encierro, entre las 10.00 y las 12.30 horas, estará dedicada a presentar el acto. El director de la Fundacio per la Pau, Jordi Armadans, intervendrá por videoconferencia, para dar paso a una mesa redonda en la que el periodista Martxelo Otamendi, director de Berria, el el coordinador de Lokarri, Paul Ríos, analizarán la situación de ETA y las posibilidades de retomar el proceso de paz. La siguiente mesa redonda, a las 11.30 horas, contará con la intervención de Itziar Azpuru (Gesto por la Paz) y Rafa Sáinz de Rozas, quienes compartirán con los participantes sus ideas sobre deslegitimación social de la violencia y noviolencia activa. Lokarri explicó que la decisión de desarrollar este iniciativa se asienta en la convicción de que la participación social "tiene la capacidad de contribuir a la paz y al desbloqueo del proceso de soluciones a los problemas de convivencia que afectan a la sociedad vasca". La red ciudadana señaló que la participación ciudadana "contribuye a la paz, ya que legitima un camino democrático para resolver las cuestiones que distorsionan nuestra convivencia". Según subrayó, "a medida que se abren distintas posibilidades para que la ciudadanía pueda expresar su opinión y su voluntad, cada vez se deja menos espacio para justificar que la violencia sea la única vía para afrontar los problemas que padece nuestra sociedad". Por otro lado, consideró que la participación ciudadana "contribuye al desbloqueo del proceso, ya que, mientras no se ofrezcan soluciones concretas para avanzar hacia la paz y la normalización política, la participación ciudadana es una herramienta válida y viable para generar las condiciones que hagan posible el proceso de paz y normalización".