Zapatero agradece a la Policía, a Francia y a la Justicia y augura que la lucha contra el terrorismo es "imparable"

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció hoy la labor desarrollada por la Policía así como la colaboración de Francia y de la Justicia en la detención de Jurdan Martitegi en Perpignan, donde mantenía una cita previa para ofrecer un "cursillo de aprendizaje" a un nuevo comando de ETA, y auguró que la lucha contra el fin del terrorismo es "imparable".

Zapatero, quien participó hoy en Valladolid en un acto homenaje del PSOE a los 30 años de ayuntamientos democráticos, destacó la colaboración y labor de la Policía, de Francia y de la Justicia en la detención ayer de Martutegi en "nueva operación" de la lucha contra el fin del terrorismo, que es "imparable".

"Os puedo asegurar que terminaremos con ETA para que la libertad y la paz reinen en Euskadi y en el conjunto de España", aseveró el presidente al inicio de su intervención, durante la cual recordó la labor "especialmente" realizada por alcaldes y concejales de los municipios vascos y navarros, donde políticos "valientes" han defendido "la Constitución, la vida, la libertad y la paz" frente a la "muerte" y la "coacción".

El presidente del Gobierno recordó también durante su intervención al concejal socialista de Mondragón asesinado por ETA Isaías Carrasco -su hija Sandra recogió un reconocimiento minutos ante visiblemente emocionada-- quien, aseguró, permanecerá en la memoria junto a esas otras personas que, "de manera generosa", con "ideales y pasión", ha "encarnado y defendido" sus ideas, el trabajo "en favor de la gente" y "la paz como la gran tarea colectiva".

El presidente del Gobierno, quien confesó que "jamás" olvidará el último mitin de campaña en el que le comunicaron el asesinato de Carrasco y su sentimiento de "tristeza, dolor y rabia", que días después se transformó en "más ganas" de defender las ideas y de trabajar para "alcanzar la paz y ver el fin del terrorismo", advirtió a los terroristas, a los de "la violencia ciega, el fanatismo y el asesinato", de que "lo único que provocan son más ganas de vivir".

Con sus acciones, aseveró, despiertan "más vida" ante la muerte, "más libertad" pese a las amenazas, "más ciudadanía" frente a las imposiciones y "más solidaridad" frente a las amenazas y coacciones.

"Vamos a acabar con ETA y lo vamos a conseguir todos los demócratas de este país", concluyó Rodríguez Zapatero.