Al menos 20 milicianos muertos en la ofensiva del Ejército paquistaní contra los talibán en el noroeste

ISLAMABAD, 27 (EUROPA PRESS)

Al menos 20 milicianos han muerto en la operación por tierra y aire que está llevando a cabo el Ejército paquistaní en el distrito de Dir Bajo, en la Provincia de la Frontera del Noroeste, según informaron fuentes militares. Anoche se habían encontrado los cuerpos de 26 milicianos en la zona de combate, según un portavoz militar.

"Veinte milicianos fueron abatidos hoy por tropas del Cuerpo Fronterizo en la zona de Maidán, en Dir Bajo", informó el Ejército en un comunicado. Las fuerzas paquistaníes, respaldadas por helicópteros armados, bombardearon presuntas bases de milicianos en Dir por segundo día consecutivo, principalmente en Lal Qala e Islam Qala.

La zona de Dir Bajo se encuentra a unos 170 kilómetros al noroeste de Islamabad y al oeste del valle de Swat. Forma parte de la división de Malakand, donde el presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, sancionó la imposición de la 'sharia' este mes tras un acuerdo alcanzado con el clérigo Sufi Mohamad para poner fin a la violencia.

Entre los objetivos atacados estaría la casa de maulana Shahid, comandante de los talibán en Maidan. Según fuentes oficiales citadas por el periódico 'Dawn', éste y cuatro de sus ayudantes murieron en el ataque.

Entretanto, según informa 'Dawn', que cita a los residentes locales, los habitantes de esta zona han comenzado a abandonarla después de que el Ejército lanzara ayer una operación tras haber sido atacado por milicianos talibán.

Por su parte, un portavoz talibán de Swat, Muslim Jan, amenazó con ataques en toda la región de Malakand si no se pone fin a la operación militar, al tiempo que acusó al Gobierno de violar el acuerdo de paz en el valle de Swat con esta ofensiva.

"El Gobierno debería acabar la operación, de lo contrario los talibán reanudarán sus actividades", advirtió, asegurando que los milicianos no depondrán las armas a menos que se promulgue la 'sharia' en Malakand.

Entretanto, según informa la agencia Reuters, el clérigo radical Sufi Mohamad, que medió entre el Gobierno y los talibán en Swat, ha suspendido las conversaciones con Islamabad como consecuencia de la ofensiva en la región vecina.

Según informaron fuentes paramilitares, Mohamad, puesto en libertad el año pasado tras renunciar a la militancia, no pudo abandonar su casa en la localidad de Maidan debido al toque de queda. La semana pasada el clérigo sembró la polémica al calificar al Parlamento, la democracia y el Tribunal Supremo de "no islámicos".

Un portavoz de Mohamad indicó hoy que no habrá contactos con el Gobierno hasta que acabe la operación militar. "Suspendemos las conversaciones con el Gobierno hasta que la operación militar en Dir se suspenda", explicó Aamir Izat.