Entra en vigencia en Guatemala la nueva ley para el control de armas

  • Guatemala, 29 abr (EFE).- Una nueva ley de control de armas, que contempla penas de prisión de hasta de 15 años para quienes las porten de manera ilegal, entró en vigencia hoy en Guatemala como una medida para reducir los índices de violencia en el país.

Entra en vigencia en Guatemala la nueva ley para el control de armas

Entra en vigencia en Guatemala la nueva ley para el control de armas

Guatemala, 29 abr (EFE).- Una nueva ley de control de armas, que contempla penas de prisión de hasta de 15 años para quienes las porten de manera ilegal, entró en vigencia hoy en Guatemala como una medida para reducir los índices de violencia en el país.

Aprobada por el Congreso de Guatemala el pasado 31 de marzo, la normativa limita el número de armas y municiones que cada ciudadano podrá tener en su poder y endurece las sanciones sobre el uso ilegal.

Las personas que deseen portarlas deberán cumplir una serie de requisitos legales y están obligadas a registrarlas ante la Dirección General de Armas y Municiones (Digecam) para que les den una licencia.

También deberán someterse a exámenes psicológicos, a pruebas sobre el manejo de armas y prácticas de tiro, así como presentar documentos de identidad personal y una declaración jurada que establezca que no padecen enfermedades mentales.

Los diputados y funcionarios de Gobierno, según la normativa, tendrán el privilegio del porte de armas sin la obligación de una licencia, aunque deberán registrarlas ante la Digecam.

A criterio del presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso, Santiago Nájera, la ley que entró en vigencia hoy es una herramienta para que el sistema de justicia se aplique de forma correcta.

La ley estipula 37 delitos por el porte ilegal de armas de fuego, su venta ilegal y la fabricación de las denominadas armas "hechizas", que se supone que están en poder de las pandillas.

Las armas "hechizas" son hechas con tubos de metal por las "maras" o pandillas y la nueva norma contempla entre 10 y 15 años de prisión por su uso y de seis a nueve años por su fabricación.

Según la normativa, los que porten armas sin haberlas registrado ante la Digecam irán a prisión y no gozarán de una medida sustitutiva (fianza).

La normativa limita la adquisición de municiones a 250 mensuales para cada persona. Antes, la compra era libre.

La restricción en el uso y porte de armas de fuego busca reducir los índices de violencia en Guatemala, donde a diario son asesinadas en promedio unas 17 personas.