Japón capacitado para interceptar un misil balístico norcoreano

  • Tokio, 27 feb (EFE).- El ministro japonés de Defensa, Yasukazu Hamada, sugirió hoy que, si Corea del Norte lanza un misil balístico dirigido hacia Japón, puede ser interceptado mediante el escudo antimisiles nipón, informó la agencia local de noticias Kyodo.

Japón capacitado para interceptar un misil balístico norcoreano

Japón capacitado para interceptar un misil balístico norcoreano

Tokio, 27 feb (EFE).- El ministro japonés de Defensa, Yasukazu Hamada, sugirió hoy que, si Corea del Norte lanza un misil balístico dirigido hacia Japón, puede ser interceptado mediante el escudo antimisiles nipón, informó la agencia local de noticias Kyodo.

"El Ministerio de Defensa ha considerado durante mucho tiempo algo así", apuntó Hamada acerca de la posibilidad de interceptar un misil norcoreano, sin hacer más precisiones, de acuerdo con Kyodo.

El régimen comunista de Corea del Norte ha avisado esta misma semana de que prepara el lanzamiento de un "satélite de comunicaciones", algo que expertos surcoreanos creen que esconderá en realidad un misil de largo alcance.

El régimen de Pyongyang dijo el martes que prepara el lanzamiento del satélite de comunicaciones "Kwangmyongsong-2" mediante un cohete desde Hwadae, en la provincia Norte de Hamgyong, sin precisar la fecha.

Corea del Norte envió un misil "Taepodong-1" en 1998 asegurando que transportaba su primer satélite de comunicaciones, que durante un tiempo sobrevoló territorio de Japón aunque según Estados Unidos el lanzamiento resultó finalmente fallido.

En julio de 2006, Pyongyang lanzó seis misiles de alcance medio y un Taepodong-2, con autonomía para atravesar el Pacífico y alcanzar la costa oeste de Estados Unidos.

Ello aceleró la decisión japonesa de desarrollar un escudo antimisiles, diseñado con la intención de protegerse de la amenaza norcoreana.

El plan del Ministerio de Defensa nipón, desarrollado con el apoyo político y tecnológico de EEUU, consta de una capa exterior, conformada por lanzaderas de proyectiles Standard Missile 3 (SM-3) y emplazadas en tres destructores nipones en el Océano Pacífico, y otra, la de los PAC-3, con base en tierra firme.

En caso de que se detecte un misil enemigo, se dispararía en primer lugar un proyectil SM-3 desde alguno de los destructores nipones y, si fallase, se lanzaría un misil PAC-3 desde tierra.