Japón ordena interceptar el cohete norcoreano en caso de fallo

  • Tokio, 27 mar (EFE).- El Gobierno nipón ordenó hoy a las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) destruir con el escudo antimisiles los restos del cohete norcoreano en caso de que falle el lanzamiento, previsto para comienzos de abril, y caiga sobre territorio japonés.

Japón ordena interceptar el cohete norcoreano en caso de fallo

Japón ordena interceptar el cohete norcoreano en caso de fallo

Tokio, 27 mar (EFE).- El Gobierno nipón ordenó hoy a las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) destruir con el escudo antimisiles los restos del cohete norcoreano en caso de que falle el lanzamiento, previsto para comienzos de abril, y caiga sobre territorio japonés.

Según informó la agencia local Kyodo, el ministro de Defensa, Yasukazu Hamada, firmó la orden oficial, que implicará el despliegue de equipos interceptores de misiles en tierra y mar, después de que fuese aprobado por el Consejo de Seguridad de Japón, presidido por el primer ministro, Taro Aso.

El objetivo es "eliminar el proyectil norcoreano si amenaza la seguridad de la población cayendo en nuestro espacio aéreo, nuestras aguas o nuestro suelo", indicó Hamada.

La orden supone que las Fuerzas de Auto Defensa niponas deben estar prepararas con sus interceptores antimisiles en caso de que el cohete norcoreano, que podría ocultar un misil de largo alcance, "caiga sobre nuestro país por accidente", apuntó Hamada.

El régimen comunista de Corea del Norte ha anunciado que lanzará un satélite de comunicaciones entre el 4 y el 8 de abril, pero expertos de Corea del Sur y de EEUU creen que será en realidad un misil "Taepodong-2", con un alcance de hasta 6.000 kilómetros.

Seúl, Tokio y Washington han alertado de que en ambos casos Pyongyang probaría su capacidad de disparar un misil de largo alcance pues la tecnología es similar y que ello le acarrearía sanciones de la ONU pues la resolución 1718 le impide hacer pruebas con ese tipo de proyectiles.

La trayectoria del cohete, según desveló Corea del Norte a los organismos internacionales encargados de la seguridad marítima y aérea, cruzará el Mar de Japón (Mar del Este) y podría sobrevolar las provincias niponas de Akita e Iwate.

Según la agencia local Kyodo, la orden firmada hoy implicará el despliegue a esas dos provincias niponas de misiles Patriot en tierra, así como el envío al Mar de Japón de dos destructores de las Fuerzas Marítimas de Auto Defensa con el sistema de detección Aegis.

Esos destructores tienen interceptores SM-3, diseñados para interceptar misiles balísticos fuera de la atmósfera de la tierra si es necesario.

Esta es la primera vez que Japón ha dado la orden de utilizar su escudo antimisiles desde que comenzó a construirlo en 2003 aunque los expertos dudan de que tenga capacidad de interceptar en la práctica un proyectil norcoreano, según Kyodo.