Lockheed presenta el futuro sustituto del Harrier en la Armada, el más avanzado caza invisible de despegue vertical

El nuevo 'Relámpago' mejora la invisibilidad del F22 Raptor con un rango de acción de combate de 600 millas

FORTH WORTH (TEXAS, EEUU), 12 (Del enviado especial de Europa Press Borja Díaz-Merry)

La compañía aeronáutica estadounidense Lockheed Martin Corporation exhibió hoy por primera vez ante un grupo de periodistas españoles en su factoría de Forth Worth (Texas, Estados Unidos) el cazabombardero supersónico invisible que está llamado a sustituir al 'Harrier' como caza de despegue y aterrizaje vertical de la Armada española, el F35B, también conocido como 'Relámpago II'.

La firma norteamericana presentó ante varios medios de comunicación su nuevo caza de quinta generación, que reúne las principales capacidades de combate del F22 Raptor y mejora su traza de invisibilidad ante los sistemas radar gracias a un innovador método de ensamblaje y que, al igual que su predecesor, encuadra sus armas en su fuselaje. Todo ello con un único motor a reacción, que, en su versión naval, opera en aterrizaje y despegue vertical y que ha conseguido superar con mejores resultados de los requeridos las pruebas de empuje vertical.

El primer piloto de pruebas y director de Evaluación del F35B, el veterano aviador con experiencia en la evaluación operativa del primer avión invisible, el F117, el F16 y el Raptor, Jon Beesley, aseguró que el nuevo caza naval, que la Armada aspira a contratar para dotar al Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I, tendrá un radio de acción de combate de unas 600 millas y mayor furtividad -invisibilidad ante radar-- que el F22, que también esconde sus armas en el fuselaje.

"UN AVIÓN ÚNICO"

Por su parte, el manager general del Programa JSF, Tom Burbage, explicó que el nuevo caza destaca por su autonomía operativa porque dispone de mayor carga de combustible y reúne "todas" las cualidades que caracterizan a las cuatro generaciones anteriores de aviones de combate. El directivo de Lockheed subrayó que su compañía espera conseguir un caza "mortífero" y, al mismo tiempo, "asequible" en comparación con aviones de combate que prestan servicio en la actualidad. "Será un avión único", pronosticó.

Situado ante uno de los cazas navales, el aviador que protagonizó el primer vuelo con despegue vertical del F35 subrayó que, cuando esté plenamente operativo, el 'Relámpago II' será "diez veces más efectivo" en misiones de combate que cualquiera que los cazas que le han precedido en la aviación militar.

Destacó además su capacidad de supervivencia y su interoperatividad, además de sus cualidades para conexión en red con otros sistemas de armas. Por último, indicó que el JSF superará a los anteriores aviones de combate como caza multimisión al haber sido concebido desde su desarrollo para poder completar cualquier cometido operativo.

Lockheed Martin mostró además a la prensa española la línea de ensamblaje final de las tres versiones del Joint Strike Fighter (JSF), los F35A, B y C (convencional, de despegue vertical y de despegue corto).

El fabricante del Hércules dio a conocer cada una de las estaciones en las que se monta el cazabombardero F35, cuya producción desplaza progresivamente la de su 'hermano mayor', el F22 Raptor, el F16, y el F2, de producción conjunta con Corea del Sur. El caza F35 se convertirá en los próximos años, siempre que se cumplan las previsiones de Lockheed, en el mayor exponente de la aviación militar de dicha firma estadounidense y de la Fuerza Aérea norteamericana. La propia Lockheed Martin define a su caza de quinta generación como "letal, superviviente, asequible e interoperable' --las cualidades que figuran en el escudo del programa JSF--.