Pyongyang recuerda al mundo su capacidad nuclear con su segundo ensayo en menos de tres años

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Pyongyang desafió hoy nuevamente a la comunidad internacional y llevó a cabo un nuevo ensayo nuclear, provocando la condena unánime de todos los países que participan en las conversaciones a seis para acabar con el programa nuclear norcoreano y la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. Además, según Seúl, el régimen norcoreano disparó tres misiles contra presuntos aviones espía estadounidenses poco después del ensayo.

Esta es la segunda prueba nuclear confirmada por el régimen norcoreano. La primera fue realizada el pasado 9 de octubre de 2006 y provocó la indignación de la comunidad internacional, que desembocó en la resolución 1718 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que impone duras sanciones económicas a Pyongyang y prohíbe al régimen comunista el comercio de material armamentístico y la realización de pruebas balísticas.

La comunidad internacional ha respondido a la prueba en términos muy parecidos a los de 2006. Estados Unidos, Japón, Corea del Sur o Naciones Unidas han condenado sin ambages el ensayo nuclear. China y Rusia, los únicos aliados junto con Irán del aislado régimen comunista, también han lamentado profundamente el ensayo, empleando no obstante un lenguaje menos enérgico.

Pero este ensayo se distingue en dos aspectos. El primero es que a diferencia de 2006, hay una alta probabilidad de que Corea del Norte haya realizado una prueba exitosa. El segundo obedece a cuestiones de política interna en Pyongyang: Kim Jong Il prepara su sucesión y desea entregar a su sucesor un régimen poderoso a través de una transición fluida, para la que el apoyo del Ejército norcoreano --satisfecho con el éxito de la prueba-- sería esencial.

CRONOLOGÍA Y REACCIONES

El comunicado oficial de Pyongyang informa de "un exitoso ensayo nuclear como parte de las medidas para potenciar la capacidad nuclear de contingencia" del país. Según Corea del Sur, el ensayo nuclear habría tenido lugar las 9.54 de la mañana (2.54 de la madrugada en España) en la localidad septentrional de Poongkyer Ri --el mismo lugar del ensayo de 2006-- según los datos sísmicos recogidos por Seúl sobre la prueba, de la que Estados Unidos fue avisada con menos de una hora de antelación, según informó un responsable estadounidense bajo el anonimato.

A continuación, Corea del Norte disparó tres misiles de corto alcance tierra-aire para expulsar de su espacio aéreo a presuntos aviones de reconocimiento estadounidenses que investigaban la zona del ensayo. El primer misil tierra-aire habría sido disparado desde la localidad de Taepodong en torno al mediodía de hoy (4.00 h. de la madrugada en España). Los otros dos proyectiles fueron lanzados en la cercana localidad de Wonsan, cinco horas después, a las 9.00 de la mañana, hora peninsular española, según informaron fuentes surcoreanas a la agencia de noticias oficial Yonhap.

Nada más confirmarse la realización de la prueba, el Gobierno japonés instaba a la convocatoria urgente de una reunión inmediata de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que tendrá lugar esta noche. El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó "con firmeza" el ensayo nuclear, una acción que según recordó "viola la legislación internacional" y representa una "grave amenaza" para la paz y la seguridad mundial.

De igual modo, el Gobierno chino se ha mostrado "decididamente en contra" del ensayo nuclear efectuado esta noche por Corea del Norte, según anunció el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado citado por la agencia estatal de noticias Xinhua. "La República Democrática Popular de Corea ha ignorado la oposición universal de la comunidad internacional y, una vez más, ha llevado a cabo un ensayo nuclear", se lee en el comunicado.

Rusia, por su parte, lamentó la detonación, que "sólo se puede interpretar como una ruptura de la resolución 1718, que prohíbe a Pyongyang llevar a cabo ensayos nucleares", pero insistió en el diálogo a seis bandas como "única solución" a la crisis. También la UE exigió a Corea del Norte que "vuelva inmediatamente y sin condiciones previas al diálogo a seis bandas", en el que participan las dos Coreas, Estados Unidos, China, Japón y Rusia, el grupo conocido como 5+1.

UNA PRUEBA NUEVA Y MEJOR

A diferencia del ensayo de 2006, el de hoy podría haber sido un total y rotundo éxito. La explosión generada en la prueba de hace dos años alcanzó una intensidad de un kilotón --el equivalente a 20 toneladas de TNT-- cuando el estándar internacional define una prueba nuclear exitosa la que alcanza una intensidad de entre cinco a 15 kilotones.

En el caso de la prueba de hoy existen más discrepancias. Según la Organización Para el Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares (CTBTO), la intensidad de esta última prueba no superaría los siete u ocho kilotones, pero el Ministerio de Defensa surcoreano y fuentes de la Inteligencia estadounidense discrepan de esta afirmación. De acuerdo con el Ministerio de Defensa surcoreano, el ensayo de hoy habría liberado más de 20 kilotones de energía, intensidad similar a la de la bomba que destruyó la ciudad japonesa de Nagasaki el 9 de agosto de 1945.

Pyongyang informó a Washington del ensayo con una hora de antelación, cogiendo a contrapié a las mismas autoridades estadounidenses que aseguran obtener datos constantes sobre el régimen comunista durante 24 horas al día gracias a la labor de satélites espía, dotados de mecanismos para interceptar las comunicaciones norcoreanas, o de testimonios de desertores.

Sin embargo, fuentes de Inteligencia aseguran que el ensayo de hoy ha sido una maniobra completamente imprevista. "Es que ni lo vimos venir", declaró al magazine 'Time' una fuente de Inteligencia anónima y "extraordinariamente bien informada" que dio fe del "avance técnico experimentado" por Corea del Norte con esta nueva prueba.

Por "estado nuclear de pleno derecho" se entiende a aquél que no sólo dispone de un arma nuclear, sino que posee el proyectil necesario para disparar la bomba a larga distancia. Esa declaración, según informes de exiliados norcoreanos, podría tener lugar en 2012, justo el año en el que el actual líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Il, cedería el testigo a su hijo menor, Kim Jong Un, y coincidiendo con el centenario del nacimiento del fundador de la nación y padre del Querido Lider, Kim Il Sung.

PARA EL PAÍS, Y POR LA SUCESIÓN

Es decir, es posible que el ensayo de hoy sea sólo un paso más dentro de la estrategia trazada por Kim Jong Il para facilitar la transición de poder, según varios expertos.

Se trata de un plan en el que se incluye el nombramiento de su cuñado, Jang Seog Taek, como miembro del grupo político más poderoso del país, la Comisión Nacional de Defensa. El hijo menor de Kim, Kim Jong Un, se incorporó a la institución este año en calidad de ayudante para aprender su funcionamiento y adquirir experiencia.

El ensayo de hoy, según el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Seúl Kim Sung Han al 'NY Times', es simplemente otra fase del plan. "Kim Jong Il desea llevarse bien con el Ejército y el test es una prueba de ello. El Ejército, simplemente, es absolutamente esencial dentro del proceso de sucesión", indicó.

Y para otros expertos, el alcance de la prueba es aún más limitado. Para el experto del Instituto de Asuntos Exteriores de Seúl, Yoon Deok Min, el ensayo "se trata de una exhibición puramente doméstica" que simplemente refleja las intenciones del régimen norcoreano de que se le reconozca de una vez por todas como una potencia nuclear. "Si eso sucediera, estoy seguro de que Kim Jong Il mandaría tropas al día siguiente para luchar contra los talibán afganos", bromeó Kim Sung Han.