Un total de 13 niños mueren al explotar una bomba con la que estaban jugando en el noreste de Pakistán

El explosivo fue hallado al lado de un colegio dentro de una región infestada de minas

ISLAMABAD, 29 (EUROPA PRESS)

Un total de 13 niños han muerto por la explosión de una bomba que se habían encontrado y con la que estaban jugando en el distrito de Bajo Dir, en la Provincia de la Frontera Noroeste, cerca de la frontera con Afganistán, lo que ha originado un intenso debate en los medios sobre de dónde procedía el artefacto.

Una de las teorías que se manejan dice que la bomba podría ser uno de los miles de artefactos que datan de la guerra afgano-soviética de los ochenta y que no explotaron y quedaron desperdigados por las áreas tribales paquistaníes.

Otra de las posibilidades con las que especula la prensa relaciona el artefacto con los numerosos y recientes ataques de los talibán contra colegios femeninos en el Bajo Dir porque los niños fallecidos estaban jugando al lado de una de estas escuelas cuando encontraron la bomba, la cual podría haber sido colocada por extremistas.

Según las informaciones de los medios, los niños encontraron un objeto brillante y ovalado cerca de la valla de la Escuela Primaria Femenina de la localidad de Luqman Banda, tras lo cual se lo llevaron a casa y entonces explotó. Diez de los menores murieron en el acto, mientras que los otros tres sucumbieron después por la gravedad de las heridas.

"Fue un acto diabólico. ¿Quién querría dañar a niños pequeños de esta manera?", lamentó Gulshan Bibi, un vecino de Luqman Banda. Todos los niños tenían menos de 13 años.

200 ATAQUES A COLEGIOS

Los milicianos de la zona han atacado en los últimos dos años más de 200 colegios de la zona, la mayoría femeninos. Los ataques se produjeron casi en su totalidad en el valle del Swat, pero al menos dos escuelas fueron objeto de la actividad insurgente en el Bajo Dir. En muchos casos las bombas fueron colocadas de una forma con la que se pretende generar miedo pero no causar muchas víctimas.

"Después del acuerdo de paz en Swat entre los milicianos y el Gobierno provincial, los crímenes se han incrementado en Dir también. Los trabajadores humanitarios han sido amenazados y ha bajado la matriculación de las niñas en los colegios", explicó a la agencia IRIN Ibrash Pasha, quien trabaja para la ONG de Peshawar Khwendo Kor, que promueve la educación de las niñas.

El agente de Policía Saeed Zaman ha visitado la zona donde los niños encontraron la bomba, tras lo cual dijo a la prensa local que la región está llena de artefactos abandonados durante la guerra de los ochenta por los muyahidines.

Según Raza Shah Khan, director ejecutivo de la Organización para el Desarrollo y la Paz Duradera, con sede en Peshawar, las zonas tribales de Bajaur y Waziristán del Norte y del Sur "están infestados de minas de la era soviética", pero que el desminado no es fácil debido a la falta de una iniciativa oficial sobre ello.

Pakistán no firmó el tratado de Ottawa de 1997 por el que se prohíbe el uso, la producción, el almacenamiento y el traslado de las minas antipersona. El acuerdo ha sido ratificado por 124 países y firmado por cerca de 150.