Unos 16 muertos y 220 heridos por balas perdidas en Río de Janeiro se registraron en 2008

  • Río de Janeiro, 20 may (EFE).- Las llamadas balas perdidas, disparos de armas de fuego que alcanzan a personas ajenas a un tiroteo, causaron 16 víctimas mortales y 220 heridos en la región de Río de Janeiro en 2008, informó hoy el Gobierno local.

Unos 16 muertos y 220 heridos por balas perdidas en Río de Janeiro se registraron en 2008

Unos 16 muertos y 220 heridos por balas perdidas en Río de Janeiro se registraron en 2008

Río de Janeiro, 20 may (EFE).- Las llamadas balas perdidas, disparos de armas de fuego que alcanzan a personas ajenas a un tiroteo, causaron 16 víctimas mortales y 220 heridos en la región de Río de Janeiro en 2008, informó hoy el Gobierno local.

La segunda mayor ciudad de Brasil experimentó una caída del 15,4% en esos casos con respecto al año anterior, según un informe publicado hoy por la Secretaría de Seguridad Pública regional.

Entre 2006 y 2008, los tres años en los que se disponen datos, 56 personas murieron y otras 683 resultaron heridas por esta causa en la región, en la que viven cerca de 16,5 millones de habitantes.

La gran mayoría de las víctimas de balas perdidas se registró en los barrios periféricos de Río y en las ciudades colindantes, zonas más pobres de la región metropolitana en las que operan numerosas bandas armadas dedicadas al tráfico de drogas y otros delitos.

Los autores del estudio consideraron sorprendente que el 62,5% de los fallecidos y el 80,9% de los heridos fueran hombres, partiendo del principio que las balas perdidas son un evento "aleatorio".

También llama la atención que en el 69,5% de los casos no tuvo lugar ningún tiroteo cercano al lugar donde se encontraba la víctima, lo que podría tener relación con la utilización de fusiles de largo alcance por parte de las bandas de narcotraficantes.

En el 4,1% de los casos se registraron tiroteos entre bandas en las inmediaciones y en el 5%, disparos entre la policía y grupos de delincuentes.

En el restante 21,4% se registraron otros eventos, como robos a mano armada, disparos a terceros y bailes "funk", música de moda entre la juventud carioca que se toca en las fiestas al aire libre que organizan los narcotraficantes en las barriadas que controlan.

En el cómputo del año pasado, Río sufrió 5.717 asesinatos, a los que habría que sumar 235 víctimas muertas en intentos de robo y 1.137 fallecidos en tiroteos a manos de la policía.