ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Ataque aéreo en Pakistán contra talibanes en el noroeste

GHALJO, Pakistán (Reuters) - Aviones de Pakistán bombardearon el domingo a talibanes en la región de Orakzai, causando al menos siete muertos, mientras soldados se enfrentaban a insurgentes en el principal pueblo de la región de Swat, dijeron altos cargos de Gobierno.

Pakistán, un aliado clave de Estados Unidos en su lucha por estabilizar a Afganistán, participa en un esfuerzo concertado por hacer retroceder a la extendida insurgencia de los talibanes, que han sembrado dudas sobre el futuro del país, que posee armas nucleares.

El Ejército lanzó una ofensiva en Swat este mes, después de que los extremistas, envalentonados por un controvertido acuerdo de paz, se extendieron desde el ex valle turístico para conquistar distritos vecinos, incluido uno ubicado a apenas 100 kilómetros al noroeste de Islamabad.

Si bien el Ejército se ha concentrado en eliminar a los talibanes de su bastión en Swat, la situación en otros reductos de los milicianos en la frontera con Afganistán ha sido relativamente tranquila.

Sin embargo, las fuerzas del Gobierno atacaron el domingo a un grupo de milicianos en Orakzai que se preparaban para viajar a la región Waziristán del Sur, en la frontera con Afganistán, para combatir contra el Ejército, dijeron funcionarios de seguridad.

Aviones de combate del Gobierno bombardearon los refugios de los milicianos durante varias ofensivas contra tres aldeas en el lapso de varias horas, dijo Yaseen Khan, un alto cargo en el pueblo Ghaljo, el principal de la región.

"Hemos confirmado 7 muertos, pero debe haber una cantidad mayor de víctimas, debido a que fueron ataques muy precisos y específicos", dijo Khan a Reuters.

Un portavoz talibán en la región, Maulvi Haider, dijo que 13 de sus hombres había muerto y prometió venganza.

"Responderemos y nuestros blancos podrían estar en cualquier parte de Pakistán", dijo Haider por teléfono.

Residentes sostuvieron que los avión habían atacado una madrasa, o escuela religiosa islámica, que era utilizada por los milicianos.

La eliminación de los bastiones de milicianos en la frontera, desde donde preparan su guerra en Afganistán, es vital para los planes de Estados Unidos de vencer a los talibanes afganos y a Al Qaeda.

El presidente Asif Ali Zardari dijo al diario británico Sunday Times en una entrevista publicada hace una semana que después de Swat, el Ejército avanzaría contra los milicianos en Waziristán.

Sin embargo, posteriormente se informó que habría negado tal cosa.

El Ejército dijo el sábado que han surgido enfrentamientos callejeros en Mingora, el principal poblado de Swat, mientras las fuerzas de seguridad montan una nueva fase de su ofensiva.

El portavoz del Ejército mayor general Athar Abbas dijo en una conferencia de prensa que la operación en Mingora posiblemente sería lenta debido a que las fuerzas de seguridad desean evitar las bajas civiles.

Sostuvo que la mayoría de los residentes de Mingora se han ido y que sólo entre un 5 a un 10 por ciento de la población permanece en el lugar. El teme que los milicianos puedan usarlos como "escudos humanos".

"El ritmo de la operación será dolorosamente lento. Por lo que hay que ser paciente, pero la operación ha comenzado y, si Dios quiere, vamos a llevarla a una conclusión lógica", dijo Abbas.

Pakistán dice que más de 1.000 milicianos y más de 50 soldados han muerto en los enfrentamientos. No ha habido una confirmación independiente de esas estimaciones.