Ban condena el atentado suicida contra un edificio oficial en la ciudad de Kandahar

NUEVA YORK, 2 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, condenó el atentado suicida perpetrado ayer contra un edificio gubernamental en la ciudad afgana de Kandahar, donde varios hombres armados vestidos con uniformes del Ejército local irrumpieron y dispararon contra las personas que estaban en su interior.

Como consecuencia del ataque, al menos once personas murieron y 16 resultaron heridas, entre ellas un empleado de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en ese país (UNAMA), según informó el centro de noticias de la ONU.

El diplomático aprovechó la ocasión para expresar su profunda preocupación por la escalada de violencia en Afganistán y sostuvo que estos "ataques indiscriminados contra la gente y las instituciones comprometidas con la construcción de un mejor futuro para el país, son moralmente repugnantes y sólo pueden hacer retroceder los esfuerzos para impulsar la paz, la reconciliación y la estabilidad".

Entre las víctimas mortales figura el responsable de Educación de Kandahar y el 'número dos' del Departamento de Sanidad del Gobierno provincial, precisó Ahmad Wali Karzai, jefe del Gobierno de Kandahar y hermano del presidente afgano, Hamid Karzai. Ban extendió sus condolencias a las familias de los muertos y deseó una rápida recuperación a los heridos.