Clinton ve "muy útiles" las ideas españolas de impulsar los contactos con afganos y un plan Marshall verde

LA HAYA, 31 (EUROPA PRESS/Ana Pisonero) La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, trasladó hoy al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, que considera "muy útiles" las propuestas del Ejecutivo español para estrechar los contactos con las autoridades locales y reforzar el principio de afganización, así como una segunda iniciativa para impulsar "un gran plan verde Marshall para Afganistán", según explicó el propio Moratinos. El jefe de la diplomacia española precisó que conversó "durante el almuerzo" con la secretaria de Estado norteamericana durante "un momento", un intercambio que el ministro calificó de "muy cordial". "Me ha felicitado por mi intervención y sobre todo por estas nuevas ideas que ha considerado muy útiles. Hemos quedado en seguir hablando", agregó en declaraciones a la prensa en los márgenes de la Conferencia de alto nivel sobre el futuro de Afganistán, celebrada hoy en La Haya y organizada conjuntamente por la ONU y los Gobiernos afgano y holandés. "España ha hecho dos propuestas novedosas: Una que es la de subrayar el carácter fundamental de la 'afganización' y la apropiación por los propios afganos de todos los programas de actuación y, en este sentido, el vincular más a las poblaciones locales, a los ciudadanos afganos con la presencia internacional", explicó el jefe de la diplomacia española. Moratinos precisó que España propuso al resto de países "un modelo de actuación" según el cual cada país que "tiene responsabilidad" de una zona en Afganistán se comprometa a "tener mayor relación con los responsables locales". Ello debería hacerse "de forma coordinada con el Gobierno central afgano pero también con las autoridades locales y todo aquél que tiene algo que decir en el territorio de Afganistán", precisó. "Es una iniciativa que, en mi conversación con la secretaria de Estado norteamericana, le ha parecido extremadamente interesante y me ha dicho que van a estudiarla y que le ha parecido muy positiva", explicó el ministro español. En el caso de España, el Gobierno defiende "invitar a estos responsables locales a nuestro país, hermanarnos con algunas ciudades españolas". La propuesta española busca "en definitiva, demostrarles (a los afganos) que la comunidad internacional está ahí para ayudarles, no para ocuparles, no para obstaculizar su desarrollo". Preguntado si España apoya la integración y reconciliación nacional de los talibán 'buenos', Moratinos subrayó que "hay que hablar con la gente". "Ésa es la filosofía de la propuesta española. Lo que no podemos es seguir aislados, que la presencia internacional se encuentre fuera del contacto y de la relación con los ciudadanos y con los habitantes de Afganistán, los puedes llamar talibanes, no talibanes, talibanes buenos, talibanes... son ciudadanos afganos", recalcó el ministro. La propuesta española pretende "precisamente" que sea el ciudadano afgano el que "reclame esa presencia internacional, esté satisfecho con esa presencia internacional, colabore, coopere con esa presencia internacional y se rompa el círculo vicioso de encontrarnos (...) divididos y por lo tanto alejados de las necesidades y de los pensamientos y las aspiraciones de los propios afganos", explicó Moratinos. PLAN MARSHALL VERDE PARA AFGANISTÁN Moratinos dijo que la propuesta de España para impulsar "un gran plan verde Marshall para Afganistán también ha sido acogido con interés" por los representantes de cerca de 90 países y organizaciones internacionales como la ONU, el Banco Mundial, la UE, la OTAN y ONG como el Comité Internacional de la Cruz Roja, presentes en la conferencia de La Haya. El ministro español justificó el interés por la propuesta española al recordar que "muchos de los intervinientes, la propia secretaria de Estado, había mencionado la reforma agrícola para combatir el narcotráfico". Moratinos recordó que el año pasado en la Conferencia de París sobre Afganistán propuso trabajar en el área de la agricultura en el país junto con Emiratos Árabes y Polonia. ESPAÑA PARTICIPA EN REUNIÓN CON HOLBROOKE El ministro español reconoció la necesidad de "comprometerse en la ejecución de las estrategias" que en el pasado la comunidad internacional ha presentado para Afganistán. "Y eso es a lo que hoy nos hemos comprometido todos", recalcó el ministro español. "La estrategia (de Obama) hay que cumplirla, ponerla en aplicación. Lo que hace falta es que haya voluntad política y sobre todo una clara voluntad de todos los aquí participantes para que en esta ocasión esto funcione mejor", explicó. Moratinos anunció que el embajador español en misión especial para Afganistán y Pakistán, Rafael Mendivil, participará este miércoles en Munich, en Alemania, en una reunión con el enviado especial de Washington para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke. "Para eso le hemos nombrado, para que esté en este tipo de reuniones", explicó. España es uno de los once países que forman parte del "grupo de contacto" creado por Holbrooke para hacer "un seguimiento y una mayor vigilancia" y que tras "los compromisos anunciados o las posiciones que cada país presenta, luego haya un seguimiento y una aplicación garantizada de esos compromisos". "Hemos encontrado por parte de la Administración americana una mayor preocupación en hacer esta aproximación integral" y apuesta por "un mayor seguimiento", explicó Moratinos. El ministro celebró que la Administración de Obama "refuerza aún más la presencia civil" en Afganistán con su nueva estrategia, algo que consideró "dará mejores resultados" en los esfuerzos de la comunidad internacional en el país centroasiático y recordó que España "siempre" ha considerado que había "un déficit de cooperación, de capacidad civil, de mayor esfuerzo en lo que es la reconstrucción" de Afganistán. No obstante, el ministro rechazó que no haya habido avances en Afganistán en los últimos años y recalcó que en el caso de los españoles tienen que sentirse "muy orgullosos" por las "cosas positivas" que se han hecho gracias a la cooperación al desarrollo española en Afganistán, incluidas carreteras construidas, escuelas y hospitales o sistemas de regadío. "Hay muchas cosas que se han hecho. No todo es negativo", concluyó.