Al menos 10 muertos en nuevos combates eleva a 80 los fallecidos Mogadiscio

  • Nairobi, 11 may (EFE).- Al menos 10 personas murieron hoy en Mogadiscio en nuevos combates entre milicias islámicas fieles al Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed y otras aliadas del grupo radical Al Shabab, lo que eleva a 80 los fallecidos en los últimos días en la capital somalí, informó la emisora local Radio Shabelle.

Nairobi, 11 may (EFE).- Al menos 10 personas murieron hoy en Mogadiscio en nuevos combates entre milicias islámicas fieles al Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed y otras aliadas del grupo radical Al Shabab, lo que eleva a 80 los fallecidos en los últimos días en la capital somalí, informó la emisora local Radio Shabelle.

Estos combates, los peores que se han registrado en Somalia desde que las tropas etíopes que apoyaban al anterior Gobierno Federal Transitorio se retiraron del país el pasado 15 de enero, se reanudaron esta noche con un ataque con morteros contra el Palacio Presidencial, tras un día de tensa calma.

La emisora, que cita testigos presenciales, indica que los peores combates se desarrollan en el distrito de Yaqshid, donde los radicales de Al Shabab pretende ocupar una comisaría de las fuerzas gubernamentales.

Durante la noche de hoy numerosos morteros han caído, según las fuentes de la emisora, en zonas pobladas, lo que ha causado el temor de la población y nuevos desplazados, que se unirán a los diez mil que huyeron de sus casas en Mogadiscio en los cuatro días pasados.

Lo clérigos musulmanes somalís han condenado estos combates, que han calificado de "anti islámicos", y exigido a los combatientes que cesen la lucha y resuelvan sus diferencias mediante el diálogo.

Por su parte, el presidente Sheikj Ahmed, en una rueda de prensa en el Palacio Presidencial, dijo que su Gobierno "defenderá el Estado y la soberanía del país y usará todos sus medios para parar los combates".

Previamente, el ministro de información del Gobierno somalí, Farhan Ali Mohamud, acusó a los que denominó "grupos contrarios a la paz" de atacar a soldados gubernamentales en Mogadiscio en los últimos días, según Radio Shabelle.

Mohamud aseguró que en estos grupos hay implicados "extranjeros" y afirmó que, aunque atacaron varias bases de soldados gubernamentales, no consiguieron capturar ninguna ni causarles bajas, pero acabaron con la vida de numerosos civiles.

Ayer, quince personas fallecieron tras caer un mortero sobre una mezquita en la que se encontraban, lo que elevó a veinticinco el número de muertes que se produjeron el domingo en la capital de Somalia por enfrentamientos entre formaciones rivales, informaron a Efe fuentes hospitalarias y testigos presenciales.

El presidente de Somalia es el líder de la agrupación islámica moderada Alianza para la Nueva Liberación de Somalia (ARS) y fue elegido dirigente del país por el Parlamento somalí, reunido en el vecino país de Yibuti, el pasado 31 de enero.

Algunos grupos armados integristas islámicos radicales, entre ellos Al Shabab, que ocupa buena parte del territorio somalí y al que EEUU relaciona con Al Qaeda, no aceptan al nuevo Gobierno de Sheik Ahmed y han asegurado que seguirán su lucha contra él hasta derrocarlo.