Ban Ki-moon califica de "paso constructivo" el acuerdo entre Sudán y el grupo rebelde

  • Naciones Unidas, 17 feb (EFE).- El secretario de la ONU, Ban Ki-moon, calificó hoy de "paso constructivo" el acuerdo alcanzado en Doha por el Gobierno de Sudán y el grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI), que allana el camino hacia una paz definitiva en la región sudanesa de Darfur.

Ban Ki-moon califica de "paso constructivo" el acuerdo entre Sudán y el grupo rebelde

Ban Ki-moon califica de "paso constructivo" el acuerdo entre Sudán y el grupo rebelde

Naciones Unidas, 17 feb (EFE).- El secretario de la ONU, Ban Ki-moon, calificó hoy de "paso constructivo" el acuerdo alcanzado en Doha por el Gobierno de Sudán y el grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI), que allana el camino hacia una paz definitiva en la región sudanesa de Darfur.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, dijo que Ban celebra "el acuerdo de buena voluntad y para generar confianza" suscrito en el palacio real de la capital qatarí tras ocho días de difíciles negociaciones entre el presidente del MJI, Jalil Ibrahim, y el vicepresidente sudanés Nafea Alí Nafea.

"El acuerdo representa un paso constructivo en los esfuerzos para negociar una conclusión pacífica de este largo conflicto", dijo Montás.

El secretario general insta a Jartum y al MJI a trabajar con rapidez para lograr un cese de las hostilidades y alcanzar "un acuerdo detallado y explícito sobre el alcance de un diálogo integral", apuntó.

"El secretario general subraya que hasta que las partes renuncien a las hostilidades, la situación en Darfur no puede mejorar", afirmó.

Montás reiteró la determinación de Naciones Unidas de seguir adelante con su labor de mediación, mantenimiento de la paz y ayuda humanitaria imparcial, y de apoyo a los esfuerzos por alcanzar una solución política.

El embajador de Sudán ante la ONU, Abdalmahmud Abdalhaleem, aseguró que el acuerdo alcanzado en la capital de Qatar constituye "un hito" en la búsqueda de la paz en Darfur.

"Hoy es un día muy importante para el pueblo de Sudán", apuntó el diplomático a la salida de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la misión de paz de Naciones Unidas y la Unión Africana en Darfur (UNAMID).

El acuerdo con el MIJ "es un derrota" para los que apoyan el procesamiento del presidente sudanés, Omar el Bachir, en la Corte Penal Internacional (CPI), afirmó.

La sala preliminar del CPI estudia desde el año pasado una petición de la fiscalía del tribunal para que se dicte una orden de captura contra Bachir por su presunta implicación en las atrocidades cometidas en Darfur.

Abdalhaleem indicó que "muchos países" apoyan la propuesta de que el Consejo de Seguridad invoque el artículo XVI del Tratado de Roma para detener el posible procesamiento de Bachir en el tribunal localizado en La Haya.

Por ello criticó la oposición a esta medida de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, de la que puso en duda que "entienda las implicaciones" del acuerdo logrado en Doha.

Por su parte, la diplomática estadounidense reiteró "la preocupación de EE.UU. con el genocidio que se sigue llevando a cabo en Sudán".

"No hemos visto acciones o circunstancias que hagan cambiar la posición de Estados Unidos de que la invocación del artículo XVI es injustificada", agregó.

El máximo responsable de los "cascos azules", Alain Le Roy, expresó en la reunión del Consejo "las implicaciones potenciales" para la ONU en Sudán si los jueces deciden dictar la orden de arresto, dijo el presidente de turno del máximo órgano, el embajador japonés, Yukio Takasu.

"Nos dijo que el Secretariado ha adoptado todas las medidas de precaución necesarias, pero que al mismo tiempo han recibido garantías de parte del Gobierno de Sudán", agregó.

Los diferentes grupo rebeldes y el Ejecutivo sudanés han intentado en varias ocasiones negociar un acuerdo de paz desde el inicio del conflicto en 2003, pero hasta ahora no se ha logrado firmar un pacto que incluya a todos los grupos.

Cerca de 300.000 personas han muerto y otros dos millones y medio se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de este conflicto, según cálculos de la ONU.