Ban Ki-moon pide a Sri Lanka que permita el acceso a los desplazados por los combates

  • Naciones Unidas, 20 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy al Gobierno de Sri Lanka a que permita el acceso del personal del organismo internacional y de las agrupaciones humanitarias a los civiles que huyen de sus hogares debido a los combates entre el Ejército y los rebeldes tamiles.

Ban Ki-moon pide a Sri Lanka que permita el acceso a los desplazados por los combates

Ban Ki-moon pide a Sri Lanka que permita el acceso a los desplazados por los combates

Naciones Unidas, 20 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy al Gobierno de Sri Lanka a que permita el acceso del personal del organismo internacional y de las agrupaciones humanitarias a los civiles que huyen de sus hogares debido a los combates entre el Ejército y los rebeldes tamiles.

La portavoz de la ONU, Marie Okabe, señaló en una conferencia de prensa que Ban celebra que 30.000 civiles lograran en los últimos tres días huir por un "pasillo humanitario" del reducto en el norte del país en el que el Ejército ceilanés tiene acorralada a la guerrilla.

Pese a esta "buena noticia", el organismo sigue preocupado por las condiciones de los civiles que permanecen en la zona de combate y por la posibilidad de que se produzca una matanza, apuntó.

Ban "deplora la utilización continuada de armas pesadas en áreas cercanas a los civiles, así como el uso de la fuerza por parte de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) para evitar la huida de la población civil de la zona del conflicto", dijo Okabe.

Aseguró que las Naciones Unidas han incrementado su labor humanitaria para atender el nuevo flujo de desplazados y resaltó que harán todo lo posible para garantizar que se les trate de acuerdo a los estándares internacionales.

"El secretario general resalta que ahora es imperativo que se permita al personal de la ONU la entrada a la zona de conflicto para facilitar las operaciones humanitarias y la evacuación de los civiles", indicó.

Según la ONU, ese mismo acceso se debe proporcionar también a las organizaciones humanitarias, para que evalúen la situación y hagan llegar a la zona el material de ayuda que sea necesario.

Okabe llamó igualmente a que se permita un acceso completo a los centros de recepción de los desplazados que llegan de la zona de los combates y destacó la importancia de que estas personas puedan ser reubicadas lo antes posible.

Al menos 17 personas murieron hoy a manos de la guerrilla tamil, que atacó a civiles que intentaban huir por un "pasillo humanitario" abierto por el Ejército de Sri Lanka en el frente del LTTE, según datos del Gobierno ceilandés.

De acuerdo con la versión militar, los rebeldes intentaron impedir la huida de los civiles atentando contra ellos.

La web "Tamilnet", afín a la guerrilla, aseguró, por su parte, que las tropas ceilanesas lanzaron bombas de racimo dentro de la "zona de seguridad" de Puthumathalan -llamada así porque el Ejército se comprometió a no atacarla- con el objetivo de forzar la huida de los civiles.

Durante la operación tuvo lugar un intenso intercambio de fuego que se saldó con cientos de muertos y heridos, según esa última versión.

Las agencias humanitarias calculan que todavía permanecen atrapados unos 100.000 civiles en la zona de los combates, aunque el portavoz militar Udaya Nanayakkara los cifró en 40.000, tras los últimos éxodos.

La guerrilla tamil se enfrenta desde hace más de 20 años al Gobierno de Sri Lanka con el objetivo de proclamar un Estado independiente en las zonas donde su etnia es predominante, en el norte y este del Estado insular.