Ban pide ayuda a líderes africanos para que Sudán rescinda la expulsión de una ONG

  • Naciones Unidas, 6 mar (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a tres líderes de países vecinos de Sudán que utilicen su influencia sobre Jartum para que se rescinda la orden de expulsión decretada contra trece ONG internacionales que trabajan en Darfur.

Ban pide ayuda a líderes africanos para que Sudán rescinda la expulsión de una ONG

Ban pide ayuda a líderes africanos para que Sudán rescinda la expulsión de una ONG

Naciones Unidas, 6 mar (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a tres líderes de países vecinos de Sudán que utilicen su influencia sobre Jartum para que se rescinda la orden de expulsión decretada contra trece ONG internacionales que trabajan en Darfur.

La portavoz de Naciones Unidas, Michele Montás, declinó identificar a los tres dirigentes africanos con los que Ban tuvo las conversaciones telefónicas, en las que les expuso el peligro de que se deteriore la situación humanitaria en la región sudanesa.

El máximo representante de la ONU también habló por teléfono con el presidente del Consejo de la Unión Africana (UA), Jean Ping, y el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, indicó la portavoz.

Montás reiteró la grave preocupación que sienten los responsables de la ONU por la suerte que puede correr cerca del millón de personas en Darfur que dependen de la ayuda humanitaria que distribuyen las trece organizaciones expulsadas.

"Es como si nos hubieran cortado las piernas. No podemos llegar a la gente que nos necesita porque hasta ahora lo hacíamos a través de estas ONG", recalcó.

Según la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, 1,1 millones de habitantes de Darfur se quedarán sin recibir alimentos, 1,5 millones sin atención médica básica y más de un millón sin acceso al agua potable.

La expulsión de las ONG fue una consecuencia de la decisión de la Corte Penal Internacional (CPI) de emitir una orden de detención contra el presidente Omar Hasán Al Bachir, por su presunta responsabilidad en las atrocidades cometidas en el conflicto de Darfur.

Sin embargo, representantes del régimen sudanés justificaron la medida acusando a las ONG de haber incumplido sus contratos y de dedicarse a actividades adicionales a las puramente humanitarias.

Las ONG cuya expulsión de Darfur ha sido confirmada son: Solidarité, Save the Children (las secciones de Reino Unido y EE.UU.), Médicos sin Fronteras (secciones de Francia y Holanda), Care International, Oxfam, Mercy Corps, International Rescue Committee y el Consejo Noruego de Refugiados.

En una segunda ronda se prohibió el trabajo de la organización SCF de Estados Unidos, dedicada al reparto de comida en el oeste de Darfur, de los equipos de nutrición de Médicos sin Fronteras en las localidades de Zalingei y Nertiti, y PADCO.

En las últimas horas, la misión conjunta de la ONU y la UA en Darfur (UNAMID) ha constatado un aumento de "actos de delincuencia" contra las propiedades y las instalaciones de la fuerza militar internacional, dijo Montás.

"No se han producido daños personales y la UNAMID se encuentra investigando lo ocurrido", agregó.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse de urgencia a las 20.00 GMT para analizar la situación creada tras el dictamen de la orden de arresto y la respuesta del Gobierno sudanés.

Por su parte, el embajador de Costa Rica ante la ONU, Jorge Urbina, indicó que no está claro qué medidas pueden adoptar los quince miembros del máximo órgano, que están profundamente divididos en esta materia.

De todas formas, "algo tenemos que hacer" ante las catastróficas consecuencias humanitarias que puede acarrear la expulsión de los cooperantes internacionales, apuntó.

Urbina reafirmó la oposición de su país a la propuesta impulsada por la UA y la Liga Árabe de que el Consejo de Seguridad utilice su autoridad para retrasar la ejecución de la orden del tribunal internacional contra Al Bachir.

El artículo dieciséis del Estatuto de Roma, que instituyó la CPI el 17 de julio de 1998, reconoce el derecho del Consejo de Seguridad de la ONU a intervenir para suspender la emisión de cualquier orden de arresto o cancelarla en caso de que se dicte.