Cadena perpetua en base alemana a soldado de EEUU por fusilar presos iraquíes

  • Berlín, 16 abr (EFE).- Un tribunal militar del cuartel de las fuerzas armadas de EEUU en Vilseck (sur de Alemania) condenó hoy a cadena perpetua a un soldado estadounidense por el fusilamiento de cuatro presos iraquíes.

Cadena perpetua en base alemana a soldado de EEUU por fusilar presos iraquíes

Cadena perpetua en base alemana a soldado de EEUU por fusilar presos iraquíes

Berlín, 16 abr (EFE).- Un tribunal militar del cuartel de las fuerzas armadas de EEUU en Vilseck (sur de Alemania) condenó hoy a cadena perpetua a un soldado estadounidense por el fusilamiento de cuatro presos iraquíes.

El militar estadounidense, de 40 años, fue asimismo degradado y deberá dejar el Ejército sin honores, según comunicaron fuentes de la base de EEUU en territorio alemán.

La sentencia se produjo tras cinco horas de deliberación entre los ocho miembros del jurado, que el día anterior habían declarado culpable al acusado de haber dado la orden de fusilar, con los ojos vendados, a cuatro presos iraquíes.

Los hechos ocurrieron en primavera de 2007, cuando, según la acusación un grupo de militares estadounidense, formó un pelotón de fusilamiento, en una acción de castigo para vengar la muerte de tres compañeros caídos en acción.

La sentencia de hoy es la última entre en el grupo de cinco soldados estadounidenses que fueron procesados en los meses anteriores por este caso.

La condena a cadena perpetua corresponde al militar de más alto grado entre ellos, un sargento.

Los otros cuatro soldados fueron condenados en los últimos meses a penas de diversa consideración.

Uno de ellos fue sentenciado a cadena perpetua, otro a 35 años de cárcel, el tercero a ocho meses y el cuarto a siete meses de prisión.

Los cinco militares formaban parte del 18 regimiento de infantería del primer batallón de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Schweinfurt (Baviera), que estaba destacado en Irak en una misión de un año.

En octubre de 2007, la unidad regresó de Irak a Baviera y a principios de 2008 la policía militar comenzó a investigar el asesinato.