Centenares de rebeldes tuareg entregan las armas en el norte de Mali

  • Bamako, 17 feb (EFE).- Varios centenares de rebeldes tuareg, miembros de la denominada "Alianza del 23 de mayo para la Democracia y el Cambio", entregaron hoy las armas en la localidad de Kidal en el norte de Mali, tras aceptar la aplicación de los acuerdos de paz de Argel, confirmaron hoy a EFE fuentes militares malienses.

Centenares de rebeldes tuareg entregan las armas en el norte de Mali

Centenares de rebeldes tuareg entregan las armas en el norte de Mali

Bamako, 17 feb (EFE).- Varios centenares de rebeldes tuareg, miembros de la denominada "Alianza del 23 de mayo para la Democracia y el Cambio", entregaron hoy las armas en la localidad de Kidal en el norte de Mali, tras aceptar la aplicación de los acuerdos de paz de Argel, confirmaron hoy a EFE fuentes militares malienses.

La entrega de las armas, que tuvo lugar en el aeropuerto de Kidal, se produjo en una ceremonia simbólica en la que participaron el jefe de Estado Mayor del Ejército de Mali, general Gabriel Poudiougou, y el embajador de Argelia en Bamako, Abdelkrim Ghrieb.

El diplomático argelino, que desempeñó un intenso papel mediador entre los rebeldes tuareg y las autoridades de Mali para conseguir la aplicación de los acuerdos de paz, destacó que la entrega de las armas representa "un nuevo paso decisivo en el camino de la concreción de los compromisos" adoptados por ambas partes.

Entre los rebeldes que entregaron hoy sus armas y municiones figuran 52 desertores del Ejército regular, entre ellos el coronel Hasan Fagaga, uno de los principales jefes tuareg, indicaron a EFE las mismas fuentes.

Los tuareg del norte de Mali se levantaron en armas en marzo de 2006 y en julio de ese año firmaron en Argel con representantes del Gobierno de Bamako unos acuerdos de paz que establecían el cese de las hostilidades y la integración de los miembros de la rebelión en el Ejército regular.

Los acuerdos preveían además la creación de un fondo económico especial para el desarrollo de la depauperada región de Kidal, principal zona tuareg en el norte de Mali.

Sin embargo, ambas partes se acusaron mutuamente desde entonces de incumplir los acuerdos y reanudaron los enfrentamientos.

Prácticamente todas las facciones de la rebelión han ido aceptando posteriormente lo acordado en Argel, excepto el grupo dirigido por el histórico líder tuareg Ibrahim Ag Bahanga, que continuó lanzando ataques contra el Ejército.

Acusado por Bamako de violar los acuerdos de paz, Bahanga pidió la semana pasada un alto el fuego y la reintegración de su grupo en el proceso de negociación, pero el Gobierno maliense rechazó su demanda.

El presidente de Mali, Amadou Toumani Toure, declaró que el jefe rebelde "no se ha sumado jamás a la menor negociación" y que es "un guerrero para el que sólo cuenta la relación de fuerza".

"Ha preferido tomar las armas y nosotros le devolveremos la relación de fuerza", aseveró el presidente.

Según fuentes malienses, Bahanga, que ha perdido sus principales bases en la región de Kidal tras los golpes militares recibidos en las últimas semanas, ha salido del país y se encuentra en paradero desconocido.

El Ejército de Mali aseguró el pasado miércoles que había destruido todas las bases en el norte del grupo dirigido por Bahanga, y que había acabado con la vida de 31 rebeldes.