Colom ofrece el apoyo de Centroamérica a la paz de Colombia

  • Cartagena (Colombia), 6 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ofreció hoy a su colega colombiano, Álvaro Uribe, el apoyo de los países centroamericanos a un posible proceso de paz con las FARC y aseguró que está dispuesto a trabajar incluso en sus vacaciones, en la búsqueda de la reconciliación de los colombianos.

Cartagena (Colombia), 6 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ofreció hoy a su colega colombiano, Álvaro Uribe, el apoyo de los países centroamericanos a un posible proceso de paz con las FARC y aseguró que está dispuesto a trabajar incluso en sus vacaciones, en la búsqueda de la reconciliación de los colombianos.

En su discurso de clausura del I Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración (CIDDR), el mandatario ofreció su experiencia en la solución del conflicto guatemalteco en los años ochenta, aunque no recomendó a Uribe seguir el mismo modelo.

"Me preguntó si yo recomendaba un proceso de negociación parecido al de Guatemala y se asombró de mi respuesta: le dije que no, que el proceso de violencia en Colombia era totalmente distinto al proceso de violencia en Guatemala", señaló.

Colom destacó la reinserción como un modelo fundamental para consolidar cualquier proceso de paz y exhortó a que se realicen procesos de reintegración "integrales".

"A nosotros nos faltó la cohesión social después de la firma de la paz y esa ausencia en esos momentos dejó a Guatemala a la deriva, nos metimos en el lío de otra guerra complicada que es la guerra de la delincuencia, de las maras (pandillas), del narcotráfico, en esa guerra estamos ahora y es una guerra más complicada", advirtió.

El presidente de Guatemala destacó el trabajo en reinserción de excombatientes que está realizando Colombia, porque para él lo más "difícil es quitar las armas y construir la paz".

"Centroamérica le debe a Colombia, porque fue parte del grupo de Contadora y fue de los países que impulsó la paz de Centroamérica, así que cuando esté listo presidente (Uribe), Centroamérica, estoy seguro, que en lo que podamos ayudar, Guatemala en particular, lo vamos apoyar", agregó.

Asimismo, ofreció su experiencia e incluso dijo entre risas y aplausos de los asistentes que si algún día tiene vacaciones: "me voy a venir a trabajar con usted (comisionado de paz) para fortalecerme cuando haya necesidad, porque realmente es un trabajo que vale la pena, es un trabajo que hay que alentar".

Colom dijo, además, que una liberación "sin chantajes" de todos los secuestrados en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) puede abrir las puertas a un proceso de negociación en Colombia.

"El secuestro es lo más denigrante que hay para el ser humano y creo que (la liberación) podría ser un momento que se pudiera iniciar un proceso de paz, obviamente un cese el fuego o algo de esto, pero por el momento creo que no hay condiciones reales", advirtió.

Uribe indicó por su parte, que está dispuesto a negociar con las FARC si hacen un cese de "las actividades criminales" durante cuatro meses y se empieza el "diálogo eficaz".

"El diálogo necesita como puerto de arranque el cese de actividades criminales, pero en el puerto de arranque no tiene que estar el desarme ni la desmovilización, esos pueden ser los puntos de llegada. Para ello estamos listos", afirmó.

El jefe de Estado colombiano señaló que no se puede permitir, que las FARC hagan "la trampa de un supuesto proceso de paz sobre falsedades e hipocresías simplemente por vísperas electorales", en referencia a los comicios presidenciales y del Congreso de 2010.

La primera versión del Congreso sobre desarme, desmovilización y reintegración terminó hoy después de tres días de debates sobre los efectos de la seguridad en los procesos de postconflicto y la manera en que se debe dar apoyo económico a las personas que dejan las armas.

Las experiencias quedarán compiladas en un documento titulado "La contribución de Cartagena al Desarme, Desmovilización y la Reintegración (DDR)".

A la cita asistieron más de 1.500 personas de 57 países que trabajan en procesos de desarme, desmovilización y reintegración en diferentes países en conflicto de África, América, Asia y Europa.

El presidente Colom concluirá mañana su visita a Cartagena de Indias de tres días.