Continúa el éxodo de miles de personas por los combates en el norte paquistaní

  • Islamabad, 15 may (EFE).- Varios miles de personas escaparon hoy de los combates entre el Ejército y los talibanes en el valle de Swat, durante las horas en que las autoridades relajaron el toque de queda para facilitar el movimiento de civiles, informaron los medios del país.

Islamabad, 15 may (EFE).- Varios miles de personas escaparon hoy de los combates entre el Ejército y los talibanes en el valle de Swat, durante las horas en que las autoridades relajaron el toque de queda para facilitar el movimiento de civiles, informaron los medios del país.

El toque de queda fue suspendido entre las 06.00 y las 14.00 horas locales (01.00-09.00 GMT) en varias localidades de la división de Malakand, que incluye el distrito Swat.

La suspensión del toque de queda fue también efectiva en el área de Maidan, situada en el vecino distrito de Dir, donde el Ejército desarrolla una ofensiva contra la insurgencia.

Según el canal Geo TV, las autoridades pidieron a la población que abandone sus hogares en las áreas de Aligarama, Hazara y Gul Jabba, y el Gobierno ha dispuesto 150 vehículos en el área de Bilugaram para evacuar a los desplazados por los combates.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados cifró hoy en más de 900.000 el número de personas que se han registrado oficialmente como desplazados desde el pasado 2 de mayo.

El Ejército informó hoy de la muerte de 55 insurgentes y 3 miembros de las fuerzas de seguridad en las últimas 24 horas a causa de la ofensiva en Swat.

Según un comunicado, durante los choques, que se libraron en distintos puntos del distrito, otros 11 soldados resultaron heridos.

En el combate más violento, 42 supuestos talibanes fueron abatidos por las tropas en las zonas de Kalpanai y Sultanwas, donde 15 vehículos quedaron destruidos.

En el área montañosa de Peochar, considerada como el bastión del líder de los talibanes en Swat, el mulá Fazlulá, otros 13 insurgentes perdieron la vida.

El pasado martes, el Ejército paquistaní ya pidió a los ciudadanos de las zonas en conflicto que abandonen sus hogares para facilitar las operaciones.

Los combates entre el Ejército y los insurgentes en el norte de Pakistán han provocado un éxodo masivo de civiles que el viceministro de Información paquistaní, Sumsan Bukhar, calificó ayer como el mayor desplazamiento interno desde la partición del subcontinente indio e independencia de Pakistán en 1947.

Los talibanes de Swat aprovecharon una tregua en virtud de un acuerdo de paz alcanzado con las autoridades en febrero para avanzar en abril a distritos vecinos como Dir, Shangla y Buner, éste último a sólo cien kilómetros de Islamabad.

El avance talibán suscitó una fuerte preocupación en la comunidad internacional y llevó a las fuerzas de seguridad a reiniciar sus operaciones contra la insurgencia y a dar por rota el pasado día 7 la tregua en Swat.