Continua ofensiva radical contra el Gobierno y Al Shabab recluta desplazados

  • Mogadiscio, 14 may (EFE).- La ofensiva de milicias radicales islámicas prosigue hoy en Mogadiscio, donde transcurrida una semana de combates el grupo Al Shabab empezó hoy a reclutar a desplazados internos para su guerra contra el Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed.

Continúa la ofensiva radical contra el Gobierno somalí

Continúa la ofensiva radical contra el Gobierno somalí

Mogadiscio, 14 may (EFE).- La ofensiva de milicias radicales islámicas prosigue hoy en Mogadiscio, donde transcurrida una semana de combates el grupo Al Shabab empezó hoy a reclutar a desplazados internos para su guerra contra el Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed.

La cifra de víctimas de hoy, según responsables de los servicios de socorro y organizaciones humanitarias, ha sido de al menos seis muertos y estas fuentes calculan que el saldo de la última semana es de cerca de 130 fallecidos, centenares de heridos y más de 42.000 desplazados.

Farhan Ali Mohamud, ministro de Información del Gobierno, anunció hoy en rueda de prensa que el jefe militar del Ejecutivo, general Said Mohamed Hersi, conocido como "Said Dhere", fue sustituido por Yusuf Hussein Dumal, vicecomandante de la Policía de Somalia.

Said Dere pasará a ocupar el puesto de secretario de Seguridad del presidente somalí, el integrista islámico relativamente moderado Sharif Sheik Ahmed, al que intentan derrocar las milicias radicales de Al Shabab y sus aliados, entre ellos Sheik Hassan Dahir Aweys, según recalcó Mohamud.

Mientras tanto, al menos seis personas, todas civiles, fallecieron hoy a causa de los combates que se produjeron en la localidad de Jardiinka, al norte de Mogadiscio.

Tres de estos muertos fallecieron al ser alcanzados por cohetes extraviados que cayeron en un refugio, donde hirieron a otras siete personas, entre ellas un fotógrafo local, según dijo a Efe un periodista somalí que también estaba en Jadiinka, que pidió el anonimato.

Los combates estuvieron protagonizados por los rebeldes de la milicia islámica radical Al Shabab y sus aliado Hizb Al Islam, que luchan por derrocar el gobierno de Sheikh Ahmed.

Al Shabab y sus aliados han llevado su propaganda de la "yihad" (guerra santa) a los campos de desplazados cercanos a Mogadiscio, donde hoy reclutaron a hombres jóvenes, según pudo comprobar Efe en el campo denominado "Coca Cola".

En ese lugar, un representante de la milicia radical se dirigió a los hombre para decirles: "Ahora sois unos perdedores, porque los señores de la guerra y los jefes de los clanes os quitaron vuestros derechos".

"El único camino que tenéis para ser personas respetadas es uniros a la 'yihad' y establecer un Gobierno islámico en Somalia", recalcó el enviado de Al Shabab.

Varias decenas de jóvenes levantaron la mano para unirse a la milicia, mientras un hombre escribía en un libro los nombres de los nuevos miembros y les pedía aislarse del resto de los habitantes del campo.

Aala Osmanow, de 16 años y nacido en el campo "Coca Cola" en 1993, explicó a Efe que se unía a Al Shabab porque "soy de un clan marginado y me han asegurado que restablecerán todos mis derechos si les doy mi apoyo, además de ir al paraíso después de morir".

El joven atacó la "opresión" a la que le sometieron los "clanes poderosos y señores de la guerra" que se dividen el poder en el país.

Sheikh Hassan Hussien, líder de un clan que tiene su territorio a las afueras del campo "Coca Cola", dijo a Efe, por su parte, que "el mensaje de Al Shabab es ofrecer la respuesta que creen que necesitamos, pero no es así, ya que ellos tienen sus propios planes".

Hussien mostró su preocupación por la posibilidad de que la militarización de estos jóvenes aumente la hostilidad contra ellos de los clanes que apoyan el Gobierno, que está respaldado por la ONU y la Unión Africana (UA).

El portavoz de Al Shabab, Sheikh Hassan Mahdi, acusó a la ONU de intervenir en Somalia, después de que su enviado especial para el país, Ahmedou Ould Abdalla, acusara a su grupo de intentar un golpe de Estado contra el "Gobierno legítimo" de Sheikh Ahmed.

Por su parte, la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) aseguró hoy que mantendrá el control de la ciudad de Mogadiscio y pidió a los civiles que no sucumban al pánico, informó la emisora local Radio Shabelle.

El portavoz de AMISOM, Barigye Ba Hoko, agregó que las informaciones que señalan que las fuerzas de Al Shabab avanzan hacia el Palacio Presidencial de Mogadiscio forman parte de la "propaganda para desmoralizar a las tropas gubernamentales y aterrorizar a la población".

La emisora también recalca que, además de Mogadiscio, los combates entre milicias leales al Gobierno de Sheikh Ahmed, apoyado por la ONU y la UA, se han extendido a otras zonas del centro de Somalia.