Denuncian operaciones militares para rescatar a un secuestrado que las FARC liberarán

  • Bogotá, 23 abr (EFE).- La senadora opositora Piedad Córdoba dijo hoy que hay operaciones militares para rescatar al soldado colombiano Pablo Emilio Moncayo, quien la guerrilla de las FARC prometió liberar en los próximos días.

Denuncian operaciones militares para rescatar a un secuestrado que las FARC liberarán

Denuncian operaciones militares para rescatar a un secuestrado que las FARC liberarán

Bogotá, 23 abr (EFE).- La senadora opositora Piedad Córdoba dijo hoy que hay operaciones militares para rescatar al soldado colombiano Pablo Emilio Moncayo, quien la guerrilla de las FARC prometió liberar en los próximos días.

"Hay un operativo muy fuerte para rescatarlo. Inclusive, algunas organizaciones nos han pedido el favor de que no los llamemos a colaborar para evitar verse metidos posteriormente en algún problema", dijo la legisladora al telenoticiero Caracol Noticias.

Córdoba, una de las líderes del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz, explicó que se trata de "una especie de Operación Jaque", según informaciones de las que dispone.

La Operación Jaque, desarrollada por militares colombianos, permitió el rescate, el 2 de julio pasado, de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres norteamericanos, al igual que 11 militares y policías colombianos que las FARC tenían en su poder.

Apeló "al buen sentido, al buen criterio" del Gobierno, "en este caso al del presidente (Álvaro) Uribe" para lograr la liberación de Moncayo.

"No hay nada que esperar en este momento y yo creo que están dadas las condiciones para avanzar", matizó Córdoba.

Pidió al Gobierno preservar la vida de los soldados y policías que están en poder de los rebeldes "porque ellos tienen tanto derecho a tener el respeto y la consideración de este país como la tuvieron los políticos que salieron liberados".

La semana pasada, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron que pondrán en libertad a Moncayo, secuestrado el 21 de diciembre de 1997, en un cruento asalto guerrillero al cerro de Patascoy, base de comunicaciones del ejército en el departamento sureño de Nariño, fronterizo con Ecuador.

En una entrevista con Efe, el padre de Pablo Emilio, Gustavo Moncayo, le pidió al presidente colombiano, Álvaro Uribe, facilitar la liberación de su hijo "sano y salvo" y que se abstuviera de ordenar cualquier operación militar.

Moncayo considera que debido a la posición del Gobierno su hijo ahora corre ahora más riesgos porque ya emprendió "la caminata hacia la libertad", aludiendo al largo camino que los secuestrados recorren por las selvas antes de ser liberados.