Dos civiles y 6 insurgentes muertos en un combate en el sudeste de Afganistán

  • Kabul, 13 may (EFE).- Al menos dos civiles y seis supuestos insurgentes han muerto en un contraataque de las fuerzas estadounidenses en respuesta a una acción talibán contra dos bases militares en el sureste de Afganistán, informó hoy el mando de EEUU en el país.

Dos civiles y 6 insurgentes muertos en un combate en el sudeste de Afganistán

Dos civiles y 6 insurgentes muertos en un combate en el sudeste de Afganistán

Kabul, 13 may (EFE).- Al menos dos civiles y seis supuestos insurgentes han muerto en un contraataque de las fuerzas estadounidenses en respuesta a una acción talibán contra dos bases militares en el sureste de Afganistán, informó hoy el mando de EEUU en el país.

El ataque insurgente comenzó poco antes de la medianoche afgana (19.30 GMT del martes) y consistió en el lanzamiento de proyectiles contra las bases Rushmore y Sharana, situadas en la provincia oriental afgana de Paktika, aseguró el mando en un comunicado.

La aviación de la Coalición liderada por Estados Unidos identificó el lugar del que procedía el ataque talibán y requirió un contraataque para acabar con los insurgentes.

Seis supuestos talibanes emprendieron la huida y murieron alcanzados por los disparos de las tropas, pero durante el enfrentamiento también perdieron la vida dos civiles "no relacionados" con el combate y otros cuatro resultaron heridos, según la nota.

"Estamos investigando esas acciones para determinar qué ocurrió en Paktika", dijo un portavoz de las fuerzas estadounidenses, el coronel Greg Julian, quien lamentó la "pérdida de vidas" de civiles.

Las muertes de civiles en combates o bombardeos de las tropas internacionales desplegadas en Afganistán han sido duramente criticadas por el presidente afgano, Hamid Karzai, y han suscitado acaloradas reacciones de la opinión pública.

El pasado 5 de mayo tuvo lugar en la provincia occidental de Farah un bombardeo de la aviación que acabó con las vidas de un número indeterminado de civiles, según reconoció la propia comandancia estadounidense tras una investigación.

Los lugareños aseguraron que esa operación, teóricamente lanzada para acabar con un grupo de talibanes, causó la muerte de unos 100 civiles -"docenas", según el Comité Internacional de la Cruz Roja.

En 2008, un total de 2.118 civiles murieron a causa del conflicto afgano, el 50 por ciento de ellos en ataques de la insurgencia y el 39 por ciento en acciones de las tropas afganas e internacionales, según datos de la misión de la ONU en el país.

En el comunicado de hoy, la comandancia también mencionó el ataque suicida talibán registrado esta mañana en la base militar de Camp Salerno, situada en la provincia oriental de Khost, aunque sólo reportó que causó "daños a civiles".

Sin embargo, según el portavoz del Ministerio afgano del Interior, Zemarai Bashary, el ataque acabó con las vidas de siete trabajadores afganos de la base e hirió a 21 personas más.