El "canciller" de las FARC asegura que se reunió con el ecuatoriano Lucio Gutiérrez

  • Bogotá, 17 abr (EFE).- El guerrillero colombiano Rodrigo Granda, conocido como el "Canciller" de las FARC y excarcelado en 2007 por solicitud del gobernante francés, Nicolas Sarkozy, afirmó que en el pasado mantuvo varios encuentros con el candidato presidencial ecuatoriano Lucio Gutiérrez.

El "canciller" de las FARC asegura que se reunió con el ecuatoriano Lucio Gutiérrez

El "canciller" de las FARC asegura que se reunió con el ecuatoriano Lucio Gutiérrez

Bogotá, 17 abr (EFE).- El guerrillero colombiano Rodrigo Granda, conocido como el "Canciller" de las FARC y excarcelado en 2007 por solicitud del gobernante francés, Nicolas Sarkozy, afirmó que en el pasado mantuvo varios encuentros con el candidato presidencial ecuatoriano Lucio Gutiérrez.

"Cuando él estaba embaucando al pueblo del Ecuador, hasta a las FARC las embaucó", sostuvo Granda en una entrevista con la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), que la divulga hoy su sitio web.

El rebelde aludió a los años en los que el militar retirado Gutiérrez entró en la actividad política que en 2003 lo llevó a la Presidencia de su país, de la que fue separado dos años más tarde.

"Personalmente, yo tuve dos entrevistas con el señor Lucio Gutiérrez en el Ecuador y con su hermano, Gilmar Gutiérrez", aseguró Granda, quien precisó que luego volvió a encontrarse con él en la edición del Foro de Sao Pablo celebrada en San Salvador.

"Yo me he tratado de lavar siempre las manos con el más fino y perfumado jabón, porque le di mi mano (a Gutiérrez) y todavía me huele a traición", continuó el insurgente colombiano.

Granda consideró que el candidato presidencial ecuatoriano no tiene "ninguna fuerza moral" para acusar de vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al actual gobernante del país andino, Rafael Correa.

Estas imputaciones no le quedan bien "a un hombre que usa semejante careta y que habla unilateralmente de cosas que no le constan", prosiguió el insurgente, que hace parte de la Comisión Internacional de las FARC, encabezada hasta marzo de 2008 por "Raúl Reyes", segundo al mando del grupo y abatido entonces en un bombardeo colombiano a su campamento en Ecuador.

"A mi sí me constan todas las reuniones que tuve con él (Gutiérrez)", afirmó Granda, para quien este antiguo interlocutor suyo es un farsante que se hizo pasar como uno más entre la izquierda revolucionaria del continente y que debe "estar vinculado con organismos de inteligencia extranjeros".

Granda fue excarcelado en junio de 2007 por decisión del presidente colombiano, Álvaro Uribe, que accedió así a una solicitud de su colega francés, para que el rebelde asumiera un papel de facilitador en la puesta en libertad de la colombo-gala Íngrid Betancourt, por entonces rehén de las FARC.

Betancourt, secuestrada por los rebeldes en febrero de 2002, fue rescatada en julio de 2008 junto a tres estadounidenses y once militares y policías colombianos mediante una operación militar colombiana en el departamento selvático del Guaviare (este).

El insurgente viajó a Cuba, cuyo Gobierno lo acogió, y después se desplazó, al parecer, a Venezuela, donde había sido detenido, en diciembre de 2004, en una operación encubierta colombiana que fue protestada por el presidente del país vecino, Hugo Chávez.

El guerrillero retomó la lucha armada.