El Consejo de Seguridad de la ONU viajará a Haití para apoyar el plan de desarrollo sostenible

  • Naciones Unidas, 6 mar (EFE).- Una delegación del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) viajará del 11 al 14 de marzo a Haití para conocer de cerca la grave situación que atraviesa el país y apoyar los esfuerzos para fomentar el desarrollo sostenible de la economía más pobre del continente americano.

El Consejo de Seguridad de la ONU viajará a Haití para apoyar el plan de desarrollo sostenible

El Consejo de Seguridad de la ONU viajará a Haití para apoyar el plan de desarrollo sostenible

Naciones Unidas, 6 mar (EFE).- Una delegación del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) viajará del 11 al 14 de marzo a Haití para conocer de cerca la grave situación que atraviesa el país y apoyar los esfuerzos para fomentar el desarrollo sostenible de la economía más pobre del continente americano.

La delegación, formada por nueve de los quince embajadores que conforman el máximo órgano de la ONU, se reunirá con el presidente haitiano, René Préval, y la primera ministra Michele Pierre-Louis, dijo el representante de Costa Rica ante la ONU, Jorge Urbina.

Esa visita estará precedida por la que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton realizarán el 9 y 10 de marzo para expresar su apoyo a un próximo plan de acción económica del presidente Préval.

El diplomático costarricense, que es el responsable de coordinar el viaje, señaló en una conferencia de prensa que la delegación también se reunirá con los responsables de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), que desde su despliegue en 2004 ayuda al proceso de democratización del país y al mantenimiento de la seguridad.

"Haití afronta múltiples desafíos, y el más importante es el del desarrollo económico", afirmó Urbina.

Consideró que los problemas de seguridad y debilidad institucional que arrastra el país emanan de la extrema pobreza en que vive la inmensa mayoría de su población.

El embajador costarricense señaló que el Consejo quiere llamar la atención con su viaje a los planes económicos que ha elaborado el Gobierno de Haití para tratar de encaminar al país caribeño hacia el desarrollo sostenible.

En particular, Urbina recalcó la necesidad de que la conferencia de países donantes que se celebrará del 13 al 14 de abril en Washington concluya con un plan de reconstrucción respaldado por aportaciones generosas.

El viaje también le dará a los miembros del Consejo de Seguridad la oportunidad de analizar la labor que lleva a cabo en la actualidad MINUSTAH, de cara a introducir modificaciones en su mandato cuando deba renovarse el próximo octubre.

Urbina indicó que no considera muy probable que de la visita se desprenda la voluntad de preparar la salida de los 7.200 militares y 2.000 policías que conforman la misión de la ONU.

Algunas voces señalan que cinco años después del despliegue de los cascos azules, la misión en Haití debe abandonar su carácter militar y pasar a centrarse en proyectos de desarrollo.

"Aquellos que conocemos la realidad haitiana sabemos que los esfuerzos tienen que ser a largo plazo, y nadie habla de irse pronto", apuntó.

Los nueve embajadores que formarán parte de la delegación son los de EE.UU., Francia, China, México, Uganda, Vietnam, Austria, Japón y Costa Rica.

Los restantes seis países del Consejo de Seguridad (Libia, Rusia, Turquía, Reino Unido, Croacia y Burkina Faso) estarán representados por los embajadores adjuntos de sus misiones ante la ONU.

Haití está entre los países más pobres del mundo y es considerado por el Banco Mundial (BM) como uno en los que hay una alta exposición a la pobreza, sin capacidad institucional para aumentar el gasto y poner en marcha programas que protejan a los más vulnerables.

A principios de este año las autoridades haitianas revisaron a la baja su previsión de crecimiento económico para 2009, que se prevé algo superior al uno por ciento.