El Consejo de Seguridad está preocupado por el informe de los ataques a la ONU en Gaza

  • Naciones Unidas, 13 may (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU expresó hoy preocupación por las conclusiones del informe de una comisión del organismo en el que se acusa a Israel de "negligencia e imprudencia" por el bombardeo de instalaciones de la organización mundial durante el conflicto de Gaza.

Naciones Unidas, 13 may (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU expresó hoy preocupación por las conclusiones del informe de una comisión del organismo en el que se acusa a Israel de "negligencia e imprudencia" por el bombardeo de instalaciones de la organización mundial durante el conflicto de Gaza.

"Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron preocupación por las conclusiones del informe", dijo el presidente de turno del máximo órgano de la ONU, el embajador ruso Vitaly Churkin.

Indicó que los 15 integrantes del consejo no exigieron al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que adopte ninguna medida de seguimiento, pero se manifestaron interesados "en que se les informe del progreso que logre en este asunto".

Ban indicó el 5 de mayo, tras la divulgación del informe, que pedirá una compensación al Gobierno israelí por los casi 11 millones de dólares en daños que causaron los ataques a las instalaciones de la ONU durante la ofensiva de ese país contra el grupo islamista Hamás en Gaza, que tuvo lugar entre diciembre y enero pasado.

Churkin señaló que Libia, el representante árabe en el consejo, retiró un proyecto de resolución en el que se condenaban las acciones israelíes.

A cambio, los países occidentales aceptaron que el máximo órgano expresara su preocupación por el contenido del citado informe.

Israel se ha negado a pedir disculpas por los bombardeos de su Ejército a seis instalaciones de la ONU investigados por la comisión nombrada por Ban, y ha calificado el informe de "vergonzoso" y "tendencioso".

El documento confirmó la responsabilidad del Ejército israelí en el bombardeo de seis instalaciones de la ONU ocupadas por civiles palestinos y en el ataque contra un convoy humanitario del organismo mundial.

El texto atribuye esos bombardeos a la "negligencia e imprudencia" de los militares israelíes.

Además, niega que los inmuebles afectados fueran empleados por Hamás para atacar a soldados israelíes y acusa al Ejército de ese país de ser indiferente a la seguridad de la población civil.

La ofensiva del Ejército israelí en Gaza, que comenzó el 27 de diciembre y concluyó el 17 de enero, se saldó con 1.400 palestinos muertos y 5.000 heridos.

Los cohetes lanzados por milicianos palestinos desde Gaza contra localidades israelíes causaron heridas a 13 civiles.