El ejército cifra en 159 los insurgentes muertos en una nueva ofensiva y admite 3 bajas

  • Rawalpindi (Pakistán), 8 may (EFE).- Un total de 159 talibanes han sido abatidos en las últimas 24 horas en la operación lanzada por el Ejército de Pakistán en el valle de Swat y otros distritos vecinos, informó un portavoz militar, que sólo admitió tres bajas entre sus filas.

Rawalpindi (Pakistán), 8 may (EFE).- Un total de 159 talibanes han sido abatidos en las últimas 24 horas en la operación lanzada por el Ejército de Pakistán en el valle de Swat y otros distritos vecinos, informó un portavoz militar, que sólo admitió tres bajas entre sus filas.

En rueda de prensa celebrada en la sede del Ejército, el portavoz Athar Abbas aseguró que el Ejército ha acabado con 143 insurgentes en Swat, de los que un centenar han muerto en ataques de los helicópteros militares.

La "operación a gran escala", como la definió Abbas, fue lanzada ayer en el valle por orden del Gobierno, que rompió una tregua alcanzada en febrero con la insurgencia que lidera el mulá Fazlullah.

Los combates en Swat se sumaron a los emprendidos en días anteriores en los distritos adyacentes de Buner y Dir, en los que los talibanes habían penetrado aprovechando la tregua.

Según Abbas, seis integristas murieron en Buner y 10 en Dir en las últimas 24 horas, en las que el Ejército ha perdido a tres de sus hombres.

Las bajas de Dir, ya proporcionadas ayer, incluyen al hijo del clérigo radical Sufi Mohamed, que medió en el acuerdo de paz en Swat.

El portavoz militar calculó en 4.000 los extremistas que empuñan las armas sólo en Swat y en 12.000 a 15.000 los efectivos militares desplegados para combatirlos en esta nueva ofensiva militar.

Los combates han causado un nuevo éxodo de decenas de miles de civiles, 45.000 sólo de Swat, según agencias humanitarias.

Abbas acusó a los talibanes de intentar impedir la salida de la población de las áreas de combate.

Una fuente gubernamental consultada por Efe situó en 200.000 los civiles desplazados de los tres distritos donde el Ejército ataca a la insurgencia talibán, y dijo que las autoridades esperan que el éxodo alcance a un millón de personas.