HRW acusa a la junta golpista de Guinea Conakry de abrir la puerta a abusos e impunidad de los militares

  • Dakar, 27 abr (EFE).- La organización de defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) acusó hoy a la junta militar golpista de Guinea de abrir la puerta a los abusos y la impunidad de los militares, a los que responsabiliza de robos, extorsiones, intimidaciones y agresiones a personas y autoridades civiles.

HRW acusa a la junta golpista de Guinea Conakry de abrir la puerta a abusos e impunidad de los militares

HRW acusa a la junta golpista de Guinea Conakry de abrir la puerta a abusos e impunidad de los militares

Dakar, 27 abr (EFE).- La organización de defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) acusó hoy a la junta militar golpista de Guinea de abrir la puerta a los abusos y la impunidad de los militares, a los que responsabiliza de robos, extorsiones, intimidaciones y agresiones a personas y autoridades civiles.

En un comunicado, HRW señala que, desde diciembre del año pasado, cuando se produjo el golpe militar en Conakry, en el que tomó el poder el denominado Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), que encabeza el capitán Moussa Dadis Camara, se han producido numerosos delitos llevados a cabo por soldados.

Entre esos delitos realizados por militares de uniforme, cuya finalización y enjuiciamiento de los responsables exige HRW, destaca la violación de una niña de quince años, además de robos en comercios, clínicas y viviendas.

Según HRW, los soldados, en muchas ocasiones con boina roja de la Guardia Presidencial o el Batallón Especial Aerotransportado, que dijeron actuar en nombre del CNDD, se han llevado ordenadores, joyas, dinero e incluso medicamentos de ciudadanos nacionales y extranjeros.

También señala HRW que soldados que actuaban en grupos de al menos diez han intimidado y amenazado a tribunales para influir en sus fallos y prohibido a la Policía en algunas comisarias "llevar a cabo patrullas o investigaciones" de cualquier tipo.

"El golpe parece haber dejado la puerta abierta a los abusos de los militares. La impunidad de que gozan estos soldados debe terminar", señala en la nota Corinne Dufka, experta en África Occidental de HRW.

La junta militar encabezada por el capitán Dadis Camara ocupó el poder en un golpe de Estado militar a raíz de la muerte del anterior presidente de Guinea, Lansana Conté, quien gobernó el país de modo autoritario durante 24 años.

La Unión Africana y la Comunidad Económica de Países de África Occidental (ECOWAS) han suspendido a Guinea como medida de rechazo al golpe militar.