Karzai pide investigar la muerte de "docenas" de civiles por un bombardeo de EEUU

  • Kabul, 6 may (EFE).- El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ordenó hoy que se investigue un bombardeo de la aviación de EEUU en la provincia occidental de Farah que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ha causado la muerte de "docenas" de civiles.

Kabul, 6 may (EFE).- El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ordenó hoy que se investigue un bombardeo de la aviación de EEUU en la provincia occidental de Farah que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ha causado la muerte de "docenas" de civiles.

Diversas fuentes afganas consultadas por Efe elevaron a 100 la cifra de muertos en el ataque sobre el que Karzai, de visita oficial hoy en EEUU, conversará con su colega estadounidense, Barack Obama.

Según dijo a Efe en Kabul la diputada por Farah Beliqees Roshan, el bombardeo de la coalición antiterrorista que encabeza EEUU causó ayer al menos 100 muertos entre la población.

El portavoz de la Policía, Abdul Ghafar Watandar, por su parte, aseveró, apoyándose en el testimonio de lugareños, que unas 100 personas han muerto, aunque precisó que no podía confirmar la cifra.

"Hay una investigación en marcha en el área y, una vez que esté completa, podremos dar la cifra exacta de víctimas", añadió.

La agencia afgana AIP, que se remite a informaciones procedentes de Farah, dijo que las víctimas mortales pueden ser hasta 150.

Un equipo del CICR enviado ayer a la zona desde la vecina Herat dijo haber visto los cadáveres de "docenas" de civiles, entre ellos mujeres y niños, explicó a Efe la portavoz de la organización en Kabul, Jessica Barry.

Barry dijo que no podía ofrecer una cifra exacta de víctimas, pero añadió que al menos un trabajador de la Media Luna Roja afgana resultó muerto junto a los 13 miembros de su familia, cuya vivienda fue bombardeada.

Un equipo de responsables militares afganos y estadounidenses partió hoy para Farah para investigar lo sucedido, según un comunicado del presidente Karzai, que calificó las muertes de civiles de "inaceptables" y añadió que sacará el tema en sus conversaciones con Obama.

El gobernador provincial, Rohul Amin, dijo ayer a Efe que había habido un "gran número" de muertos, pero hoy su oficina dejó claro que no ofrecerá más información hasta que concluya la investigación.

Los insurgentes talibanes habían sitiado días antes el distrito de Bala Bulok, en Farah, donde atacaron varias poblaciones y mataron a tres civiles tras acusarlos de espiar para el Gobierno afgano y las fuerzas internacionales destacadas en el país.

Según la versión de Amin, los talibanes mataron también a tres policías e hirieron a cuatro antes de la intervención ayer del Ejército afgano con apoyo de la aviación de la OTAN.

La fuerza conjunta atacó a los insurgentes, ocultos en viviendas, algunas de las cuales quedaron completamente destruidas por los bombardeos, dijo.

El mando militar de EEUU asumió anoche su participación en el ataque y anunció la apertura de una investigación.

"Ofrecemos nuestras condolencias a aquellos afectados por las operaciones de hoy e investigaremos inmediatamente las denuncias para determinar qué ha sucedido", dijo el portavoz de la coalición, el coronel Greg Julian.

EEUU encabeza una coalición militar que lleva a cabo la misión antiterrorista "Libertad Duradera" en Afganistán y opera al margen de la Fuerza de Asistencia de Seguridad (ISAF) de la OTAN.

Un total de 2.118 civiles murieron en 2008 a causa del conflicto afgano, según cifras de la misión de la ONU en el país.

Las fuerzas afganas y las tropas internacionales fueron responsables de la muerte de 828 personas, un 64 por ciento de las cuales fallecieron en ataques aéreos.

El bombardeo de la aviación estadounidense con mayor número de víctimas entre la población civil era, hasta el momento, el perpetrado en agosto de 2008 contra la localidad de Aziz Abad, en la provincia occidental de Herat, donde murieron 90 personas, 60 de ellas menores de edad.