La ONU dice que el conflicto de Darfur ha degenerado en un "todos contra todos"

  • Naciones Unidas, 27 abr (EFE).- La ONU advirtió hoy de que el conflicto de Darfur ha degenerado en un "todos contra todos" después de que los grupos rebeldes enfrentados con el Gobierno de Jartum se hayan enfrascado en guerras intestinas y dedicado a la purga de sus filas.

La ONU dice que el conflicto de Darfur ha degenerado en un "todos contra todos"

La ONU dice que el conflicto de Darfur ha degenerado en un "todos contra todos"

Naciones Unidas, 27 abr (EFE).- La ONU advirtió hoy de que el conflicto de Darfur ha degenerado en un "todos contra todos" después de que los grupos rebeldes enfrentados con el Gobierno de Jartum se hayan enfrascado en guerras intestinas y dedicado a la purga de sus filas.

El jefe de la misión conjunta de paz de la ONU y la Unión Africana (UNAMID), Rodolphe Adada, aseguró en una intervención ante el Consejo de Seguridad del organismo que todas las partes implicadas en este conflicto son responsables por la muerte de civiles.

"Darfur se ha convertido hoy en un conflicto de todos contra todos", afirmó el responsable civil de la misión de paz.

Adada definió la situación en la región occidental de Sudán como "un conflicto de baja intensidad", en el que los civiles son los que ponen los muertos.

Los diversos grupos rebeldes que desde 2003 se enfrentan al Ejército y a las milicias aliadas al Gobierno ahora se dedican a combatirse unos a los otros, además de realizar brutales purgas entre sus miembros, apuntó.

Aseguró que desde el despliegue de UNAMID en enero de 2008 se han producido unos 2.000 muertos, lo que se traduce en una media de 130 a 150 fallecimientos mensuales como resultado del conflicto.

Adada indicó que el diálogo político para poner fin a seis años de derramamiento de sangre está paralizado "a la espera de que se aclaren las implicaciones de la orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI)" contra el presidente sudanés, Omar Al Bachir.

El tribunal con sede en La Haya acusa al mandatario de cometer crímenes de guerra y contra la humanidad durante la represión de los grupos armados de Darfur .

Jartum interrumpió el diálogo tras la decisión del CPI y expulsó a 13 organizaciones humanitarias internacionales que proporcionaban ayuda a más de un millón de las víctimas del conflicto.

Adada señaló que el pueblo de Darfur "clama por la paz" y que, de no lograrse un acuerdo general, se contentarían con arreglos puntuales que interrumpan a nivel local la espiral de violencia que sufre la zona.

El responsable civil de UNAMID aseguró a los quince miembros del Consejo que la presencia de los "cascos azules" ha evitado en varias ocasiones matanzas de civiles atrapados entre las partes en conflicto.

Además, el personal civil de la misión de paz se ha dedicado a la promoción de la reconciliación a nivel local, lo que ha conseguido que se estabilicen algunas partes de la región, agregó.

En conflicto en Darfur estalló cuando los grupos rebeldes de esa región se levantaron en armas para protestar contra la pobreza y marginación de la zona, fronteriza con Chad, que se considera discriminada por el Gobierno central.

Desde entonces, cerca de 300.000 personas han muerto y unos dos millones y medio más se han visto forzadas a abandonar sus hogares, según Naciones Unidas.